Economía
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Con cambios, hoy Diputados aprobaría la nueva ley de ART

La norma cuenta con el aval del bloque Justicialista y el Frente Renovador. La izquierda y el kirchnerismo votarán en contra.

Sin apremios, el oficialismo de Cambiemos consiguió el lunes poner en marcha el operativo reparación del fallido político que había cometido semanas atrás cuando dictó un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) para modificar la ley de ART. Incluso con media sanción del Senado. Cuando la Casa Rosada advirtió que el DNU no pasaba la Comisión Bicameral del Congreso que debe analizarlo, decidió desandar el camino y llamar a sesiones extraordinarias. Por lo tanto, hoy se concretará la media sanción faltante en la Cámara baja, y habrá ley.

Con matices, el PRO y sus aliados habituales (los bloque que orientan Sergio Massa y Diego Bossio), que hoy van a asegurar una votación mayoritaria con el oficialismo, coincidieron en una valoración estadística: si bien los accidentes laborales han ido a la baja en la última década, la cantidad de juicios subió significativamente. Con lo cual, concluyen, la ley actual estaría favoreciendo al crecimiento del litigio, de manera artificial.

La reforma a la llamada ley de accidentes de trabajo (o enfermedades generadas por el trabajo) traerá la novedad que será una Comisión Médica (controlada en la práctica por las ART, dependiente de la Superintendencia de Seguros, del Poder Ejecutivo nacional) quien determinará de manera "excluyente" si el trabajador tiene o no determinada afección producida por la actividad profesional, en qué intensidad, y eventualmente si genera o no incapacidad y en qué porcentaje.

Recién luego de tres meses, expedida la Comisión Médica, el trabajador tendría derecho a rechazar el dictamen, e iniciar acciones legales, siempre que una Comisión Médica Central no decida postergar su pronunciamiento, en este caso sin plazo.

Para peor, y a diferencia del régimen actual, con la nueva ley, el reclamo judicial implicará —para el trabajador— desistir de los beneficios del reconocimiento parcial de la afección que pudiera haberle concedido la revisión médica. Y que, de todos modos, no satisfizo sus expectativas.

El diputado por el Frente Renovador y miembro del triunvirato que conduce a la CGT, Rodolfo Daer, explicó en el plenario de comisiones, al momento de firmar el dictamen que se votará hoy (habrá otros dictámenes de minoría): "Apoyamos la ley por una cuestión práctica; yo no me avergüenzo de nada, ahora el trabajador no tendrá que esperar tanto a que se pronuncie la Justicia". Y luego agregó, refutando al diputado Héctor Recalde del FpV (había hablado antes) "esto no es ideológico, es práctico", abundó el líder del Sindicato de la Sanidad.

Justamente, el jefe de la bancada del FpV, Recalde, explicó que la ley será inexorablemente declarada inconstitucional, tal como sucedió con muchas modificaciones que se fueron introduciendo durante un siglo de vida. Desde que Alfredo Palacios consiguió promulgar la primera ley de accidentes de trabajo, en 1915.

La inconstitucionalidad —que fue advertida por varios legisladores de distintos bloques— se funda en que nunca un régimen particular (en este caso una ley de ART) puede colocar al trabajador en condiciones desiguales respecto de otros ciudadanos. Nadie puede ser postergado ni privado de ir a la Justicia por un régimen de estatura inferior a un derecho constitucional: rige la igualdad ante la ley.

El paso obligado por las comisiones médicas de todo episodio vinculado a enfermedades profesionales podría colapsar a esas unidades administrativas, además de convertirlas en poderosos dispositivos jurídicos, una actividad ajena a su naturaleza. Un avezado abogado laboralista de Rosario, Norberto Ferrari, comentó a este cronista: "¿Sabés cuántas comisiones médicas hay en toda la provincia de Santa Fe, sumado al Partido de San Nicolás de la provincia de Buenos Aires?, una (en Rosario)".

Los bloques del FpV, de la izquierda trotskista y algunas figuras sueltas del mundo sindical como Facundo Moyano ya anunciaron que votarán en contra.

Comentarios