Edición Impresa
Viernes 26 de Agosto de 2011

Computadoras y más libros

En los pasillos de ingreso al Irar, un cartel hecho en un afiche bien escolar invita a sumar libros para ampliar la biblioteca que funciona en el instituto de Saavedra y Cullen. La idea es actualizarla con libros que sean de interés para los adolescentes pero que además aporten a los estudios de quienes pasan por la primaria y la secundaria.

Los textos no son sólo para las clases escolares sino también para los diferentes talleres que se ofrecen de manera optativa.

Pero eso no es todo.  Entre las metas de los adolescentes está conseguir computadoras para sumar a las actividades diarias. “Sería bueno tener también computadoras, para nosotros es algo necesario para aprender más”, sugiere uno de los chicos alojados, en charla con este medio. Y deja abierta así la invitación a que se donen estas herramientas de informática. Actualmente no cuentan con un espacio de informática.

Otro espacio que funciona en el Irar es el de educación no formal, con formación en oficios. Y está, según anticipan los docentes, en los planes sumar clases de educación física. “Será un trabajo organizado por pareja pedagógica, es decir coordinado entre el maestro y el profesor para aprovechar mejor los contenidos”, anticipan.

Comentarios