Ovación
Martes 07 de Junio de 2016

Compromiso y determinación, claves del triunfo

El primer paso argentino en la Copa América fue un válido gesto de confirmación de las ideas de Martino.

El primer paso argentino en la Copa América fue un válido gesto de confirmación de las ideas de Martino. El seleccionado nacional elaboró un triunfo 2 a 1 sobre Chile que permite comenzar a espiar las chances de futuro en el torneo con más certezas en el manual de dirección. Fue una presentación consistente en la que el equipo albiceleste aprovechó las fallas adversarias y golpeó en los momentos justos con sus hombres más desequilibrantes: Di María y Banega.

En el primer tiempo, sobre todo en los 20' de arranque, hubo sacrificio para presionar al rival y astucia para meterse rápido en terreno enemigo. Faltó final de jugada.

En el segundo, el elenco de Martino se mostró comprometido, con determinación para sacarle rédito a cada ataque, a cada pelota recuperada. De esa manera, con rapidez para encarar con fiereza al área roja, Argentina fue construyendo una victoria con movimientos incisivos que generalmente fueron iniciados por Di María y Banega. Por eso no extrañó que fueran ellos los protagonistas de los goles que modelaron el resultado (50' y 58'). La actitud, la dinámica y la capacidad de resolución en los metros finales fueron determinantes.

La rebeldía chilena para vender cara la derrota y el cabezazo de descuento de Fuenzalida le otorgaron un marco de exigencia y justicia al triunfo argentino.

Pizzi y los errores propios

"Sabíamos que la parada era difícil, Argentina es un equipo sólido, fuerte. Por algo llegó a las finales de la Copa América 2015 y del Mundial 2014", dijo Juan Antonio Pizzi, el entrenador chileno. También admitió que "los dos goles de ellos vinieron por errores nuestros en la zona media".

Comentarios