Tecnología
Jueves 22 de Septiembre de 2016

Como serán los profundos cambios que exhibirán los automóviles en 2020

La industria de la automoción sufrirá una profunda transformación en un plazo de solo dos años, auguran los expertos.

Deberá transcurrir bastante tiempo hasta que las autopistas sean transitadas solamente por coches no pilotados. Pero no falta mucho para que los vehículos que hoy usamos experimenten importantes cambios y se hagan más inteligentes y seguros. Sólo dos o tres años, según sugiere la revista "Popular Mechanic".

A finales del siglo pasado los accidentes de tráfico se convirtieron en una de las causas principales de mortalidad en los países desarrollados, pero desde los 80 y 90 se logró parar y revertir la tendencia debido a la contribución tecnológica de los fabricantes automotrices, gobiernos y organizaciones sociales a la seguridad en la industria.

Entretanto el problema sigue siendo grave: cada año más de un millón de personas muere en accidentes de tráfico y otros 50 millones resultan heridos de distinta consideración.

auto07.jpg
Seguridad activa

Se espera que las cifras disminuyan sensiblemente en los próximos años merced al desarrollo de tecnologías de seguridad pasiva y activa.

Los coches que se fabriquen dentro de dos o tres años estarán dotados de varios sistemas de asistencia al conductor y multitud de captadores: desde radares hasta cámaras estéreo que controlarán el espacio situado alrededor del vehículo.

Según el Instituto Federal alemán de Investigación de las Autopistas (BAST), los sistemas de asistencia al conductor pueden reducir potencialmente el número de accidentes graves en un 70%.

auto04.jpg

Esta opinión es compartida por varias instituciones independientes especializadas en la seguridad del automóvil. Desde 2014 el programa europeo de evaluación de nuevos automóviles EuroNCAP ha incorporado varios sistemas opcionales de asistencia al conductor, como el frenado de emergencia automático, el seguimiento del carril y la detección de señales de limitación de velocidad.

Pero a partir de este año los expertos de EuroNCAP, sus compañeros de la agencia estadounidense de seguridad de tráfico NHTSA y la japonesa JNCAP consideran la incorporación de estos sistemas como condición necesaria para la obtención de una calificación alta.

"Ello significa que ni un solo modelo nuevo podrá esperar una calificación de cinco estrellas solo a partir del 'crash-test'", explica Wilfried Mehr, jefe de la división de sistemas de asistencia al conductor de la compañía Continental.

auto02.jpg
Condiciones indispensables

Este año EuroNCAP incluirá en su calificación el frenado automático ante la presencia de peatones en diversas situaciones y la detección de limitaciones de velocidad en función del día de la semana, la hora y las condiciones meteorológicas.

A partir de 2018 los vehículos bajo su supervisión tendrán que detectar a los peatones y frenar ante en condiciones de insuficiente iluminación, al igual que ante los ciclistas; también impedir la caída en zanjas y advertir a los conductores de los peligros a la hora de adelantar.

auto01.jpg

En 2020 a estos sistemas se incorporará uno de frenado automático ante la detección de vehículos que circulen en dirección perpendicular, otro que detendrá el automóvil en el momento de girar a la izquierda si hay otro coche que circula en dirección contraria además de un mecanismo que alertará de la presencia de ciclistas antes de realizar giros a la derecha. Asimismo, se está estudiando la inclusión de un sistema de detección de semáforos y de frenado automático en el que caso de que las luces se encuentren en rojo.


auto05.jpg

Comentarios