El Mundo
Martes 19 de Julio de 2016

Comenzó entre polémicas la convención que consagrará a Trump

La ciudad de Cleveland, en Ohio, se ve trastornada por la enorme seguridad y las numerosas protestas contra el líder populista.

La Convención Republicana de Cleveland (Ohio) empezó ayer a los gritos, bajo extremas medidas de seguridad, a la espera de la llegada del precandidato Donald Trump. La convención debe consagrar a Trump como el candidato oficial del partido para las elecciones presidenciales de noviembre. Tanto los partidarios del líder populista, como sus enconados adversarios, escenificaron momentos de tensión ayer, tanto afuera como dentro del estadio donde se hace la convención.

"Bienvenidos a la Convención Nacional Republicana de 2016", afirmó el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Preibus, al inaugurar con un golpe de martillo la tensa reunión en el pabellón Quicken Loans Arena, blindado por más de 3.000 policías que supervisan la seguridad. Dentro del hogar del equipo local de basket Cleveland Cavaliers, la primera jornada dedicada a discutir sobre "Hacer a Estados Unidos seguro de nuevo" comenzó con un acalorado debate de los delegados que se oponen a que Trump los represente, agrupados en la facción "Never Trump" (Nunca Trump). Las delegaciones de Utah y Virginia pidieron a los gritos que se dejara a los Estados "votar a conciencia" y no por unanimidad, y en línea con lo dictado por el resultado de las primarias, algo que les fue negado repetidas veces por las autoridades de la convención. La intención de estos delegados era que, liberandolos de compromisos, se pudiera forzar una rebelión contra el candidato republicano, que empero tiene el número de delegados necesarios para ser elegido. La rebelión pasó rápidamente, dada las escasas dimensiones de las delegaciones de Utah y Virginia en relación al conjunto.

Horas más tarde fue el turno de los principales oradores que abrieron el horario central, entre ellos el ex gobernador de Texas, Rick Perry; el ex intendente de Nueva York, Rudy Giuliani, y la mujer del propio Trump, la ex modelo eslovena Melania Knauss. Si bien Trump tenía planeado sumarse mañana, un día antes de su discurso de nominación, llegó anoche desde Nueva York junto a su joven segunda esposa.

Afuera. Afuera del estadio hubo ayer más de 50 protestas contra el líder populista. También pudieron verse personas que portaban armas libremente. Eran partidarios de Trump. Las leyes del estado de Ohio son extremadamente permisivas con la posesión y libre portación de armas de fuego, y los radicales de derecha que apoyan a Trump hicieron uso de estos controvertidos derechos. Durante los próximos días, el encuentro reunirá a cerca de 50 mil personas en el estadio Quicken Loans entre delegados, empresarios, políticos, lobbystas y hombres de negocios. Esperan ver a Donald Trump coronado el jueves como el candidato que peleará contra Hillary Clinton por la Casa Blanca.

En esa concurrencia a la convención, que se celebra hasta el próximo jueves, figuran también unos 5.000 delegados que representan a los 50 estados de EEUU MÁS el Distrito de Columbia, donde está Washington, y cinco territorios vinculados.

Si bien las convenciones son planeadas con años de anticipación, en esta oportunidad la seguridad jugó un rol protagónico tras los últimos ataques a tiros contra policías, los atentados y el malestar que genera Trump con sus polémicas declaraciones. Todos estos hechos se conjugaron no sólo en las calles de la ciudad sino también en la organización del evento, que se vio afectada por largas filas para obtener las acreditaciones.

Comentarios