Información Gral
Jueves 20 de Octubre de 2016

Comenzarán a cobrar los rescates aéreos por emergencias en el cerro Aconcagua

La medida se aplicará desde noviembre a los escaladores argentinos y a los extranjeros cuyo auxilio demande el uso de un helicóptero.

En su plan de reordenamiento y ahorro de las cuentas públicas, el gobierno de Mendoza cobrará los rescates y evacuaciones a los andinistas argentinos y extranjeros que necesiten socorro vía helicóptero en su ascenso al cerro Aconcagua.

"Estamos decididos a que el parque provincial Aconcagua sea autosustentable, para lo cual implementaremos esta nueva temporada una forma de cobrar respetando distintos costos según el tiempo de uso del helicóptero, servicio que ya fue llamado a licitación", informó ayer a Télam la secretaria de Recursos Naturales de la secretaría de Medioambiente, Mabel Chambouleyron.

Durante la próxima temporada que arrancará el 15 de noviembre y se mantendrá hasta el 15 de marzo, los andinistas que se accidenten en el cerro Aconcagua y deban ser rescatados en helicóptero tendrán que pagar por el servicio según el precio de la hora de vuelo que ascendería a unos 40.000 pesos.

El cerro Aconcagua está ubicado al oeste de esta provincia e integra la cordillera frontal, con cumbres que superan los 5.000 metros, elevándose de forma imponente hacia el cielo abierto hasta alcanzar su máxima expresión en la cumbre de 6.962 metros de altura, lo que atrae a cientos de andinistas nacionales y extranjeros cada año.

La decisión gubernamental fue tomada en base a un decreto existente desde 1990, pero que nunca se había implementado y era el Estado provincial quien se hacía cargo de los gastos de rescates y evacuaciones.

"Se ha llamado a licitación por cien horas de helicóptero que es menos de la mitad de las horas utilizadas del año pasado. Vamos a hacer una enorme economía y esfuerzo para hacer eficiente el uso del helicóptero y que este sea solo para uso de los guardaparques, traslados, rescates y evacuaciones", dijo la secretaria.

Datos de la secretaría indican que de los 6.000 visitantes que tiene el Aconcagua cada temporada, solo 3.000 entran para los ascensos y hay unos cien rescates por año.

"La idea es que este gasto de una actividad particular no recaiga en el dinero de la comunidad mendocina, y si en esta experiencia personal hay que movilizar un servicio caro se lo asuma en forma personal", afirmó Chambouleyron.

Dado que esta será la primera temporada en cobrar los rescates, Medioambiente planea implementar un sistema de posnet en la entrada al parque y que sea a través del pago con tarjeta de crédito, la que será pedida antes del ascenso en caso de ser necesitada.

El secretario de Ambiente, Humberto Mingorance explicó que no se le cobrará por anticipado a los deportistas que quieran ascender, sino que se cargará el servicio solo en caso de que sea necesario.

"Será de la forma más amigable para tener certeza de que el andinista pueda pagar", dijo la funcionaria, aunque aclaró que el gobierno provincial "no dejará que nadie se muera arriba por no poder pagar" ni aún no se establecieron los costos y condiciones de los rescates por vía terrestre, muchos de los cuales dependen del ministerio de Seguridad a través de la Patrulla de Rescate, dijo Chambouleyron.

Para conocer las condiciones de ingreso para los ascensos o trekking corto o largo se puede acceder a la página www.aconcagua.mendoza.gov.ar, aunque aún no están establecidos los precios.

Un rescate se realiza en aproximadamente 40 minutos, desde que llegan los rescatistas hasta la persona con dificultades, hasta que el helicóptero logra aterrizar en algún punto cercano a la víctima para luego descender hasta Horcones.

Mingorance indicó que sería un sistema similar al que se utiliza en los hoteles, en donde se le pide al huésped que deje los datos de su tarjeta de crédito para que, en caso de que se retire sin pagar algún daño que pudiera haber ocasionado o por algún servicio, el hotel pueda cobrar.

El funcionario aseguró que esto no irá en detrimento del servicio de quienes van a hacer ascensos, sino que tenderá a solucionar un "desmanejo" que se vio durante años anteriores cuando se contrataron 240 horas de vuelo que fueron aprovechadas por los rescates, pero que también se utilizaron para operaciones que distaban mucho de ser urgentes.

"Este servicio está apenas hace ocho años, antes se trasladaban a pie. Ahora queremos que las empresas vuelvan a trasladarse con sus mulas, su gente y sus vehículos, y que el ministerio de Seguridad ocupe alguno de los helicópteros para trasladar a los rescatistas (y sumarlo a los que se alquilan)", señaló Mingorance.

Con estas modificaciones, esperan ahorrarse cerca de 6 millones de pesos anuales. En tanto que el servicio médico se mantendrá sin alteraciones porque gracias a este no ha habido ningún muerto por edema pulmonar, el año pasado falleció una persona, pero fue por causas diferentes, según señaló el secretario de ambiente.

Comentarios