Miércoles 22 de

octubre de 2014

  • Ahora

    24 °C
  • JUEVES

    Min. 19 °C Max. 31 °C

  • VIERNES

    Min. 18 °C Max. 31 °C

Viernes, 18 de enero de 2008  11:22 | La Ciudad

Horóscopo chino

Lectura obligada de verano. "El Perro llega al año de la Rata cansado pero contento", dice en su libro anual la un tanto piantada astróloga. Y le recomienda hacer "medicina preventiva y buscar con el corazón el amor de su vida". Y el tipo busca. Con gafas de sol bien oscuras que impiden que alguien siga su mirada. Escudriña, radiografía y casi le parece que percibe aún más allá de los diminutos bikinis. Más que bikinis, minibikinis, bikinada. Y las pilas se van cargando...

Enrique King

Lectura obligada de verano. "El Perro llega al año de la Rata cansado pero contento", dice en su libro anual la un tanto piantada astróloga. Y le recomienda hacer "medicina preventiva y buscar con el corazón el amor de su vida". Y el tipo busca. Con gafas de sol bien oscuras que impiden que alguien siga su mirada. Escudriña, radiografía y casi le parece que percibe aún más allá de los diminutos bikinis. Más que bikinis, minibikinis, bikinada. Y las pilas se van cargando.

   "¿Qué mirás", le dice ella mientras ceba el mate traído del Uruguay. "Nada", responde él. Obvio, menos mal que no preguntó qué estaba imaginando. Uf, es terrible. No se pueden bajar los brazos. Hay que estar siempre alertas, como un boy scout. El mar relaja. Pero la playa está que arde, colmada de las mejores carnes argentinas. Y el instinto del cazador se despierta. Aunque los colmillos estén gastados, todavía muerde y sueña.

   Sigue leyendo las revelaciones y se entera oficialmente de que "el único animal que puede controlar la voluntad del Perro es la Rata". El medita un instante y se pregunta para qué seguir con el horóscopo de la Squirru. Y se contesta: "Bueno, después de todo el libro sirve para otear de reojo el horizonte". Ella le tiende un mate. Y él se sumerge en sus ojos verdemar. Nada en ellos. Ella sonríe. El sabe que harán surf toda la noche. Bendita Rata. Bendita Ludovica. No queda más remedio que creer en los horóscopos.

certifica.com