Inseguridad
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Colocarán 96 nuevas cámaras de seguridad en la ciudad

Además, se instalarán 60 kilómetros de fibra óptica que permitirán ampliar el área que controla el Centro de Monitoreo Municipal.

El próximo viernes, la Municipalidad adjudicará la compra de 96 cámaras de seguridad y el tendido de 60 kilómetros de fibra óptica para ampliar la central de monitoreo de la Secretaría de Control y Convivencia. La adquisición de estos elementos forma parte de una inversión por cien millones de pesos para reforzar la capacidad del municipio de trabajar en la prevención del delito. Y, si todo sale según lo previsto, a partir de marzo permitirá llevar a 1.300 los espacios vigilados por imágenes.

La apertura de los sobres de la licitación para la ampliación de la red de videovigilancia se realizó ayer en el Palacio Municipal. Dos empresas respondieron a la convocatoria, que tenía un presupuesto oficial de 36 millones de pesos. La firma rosarina Conexys presentó una cotización por $ 42.812.700, mientras que Gloval View valuó la compra en $36.200.000. Esta empresa pertenece mayoritariamente al grupo japonés NEC y fue la encargada de instalar 80 cámaras de videovigilancia en Rosario durante 2012.

La compra de esos elementos se realiza bajo el paraguas de la declaración de emergencia en seguridad, aprobada por el Concejo Municipal el 1º de septiembre pasado. La norma habilita a la Intendencia a reasignar partidas para prevenir el delito a escala local y avala la compra directa y procedimientos abreviados para la adjudicación.

Por esto, el secretario de Control y Convivencia del municipio, Gustavo Zignago, apuntó que después de una revisión de las ofertas, el próximo viernes se estaría adjudicando la compra de las videocámaras. Después, según el pliego, la empresa tendrá cinco meses para proveer e instalar los aparatos, por lo cual a partir de marzo el sistema estará en funcionamiento.

Nuevas zonas. Los presupuestos prevén la compra de 96 cámaras nuevas, de éstas, 86 son domos con capacidad para girar 180 grados y diez son cámaras fijas. De estas últimas, 46 se utilizarán para reponer equipos que por tecnología ya quedaron obsoletos, mientras que otros 40 domos nuevos se ubicarán en otros puntos de la ciudad. La ubicación seguirá la demanda de los vecinos en la última edición del Presupuesto participativo.

Se habilitarán así 33 zonas nuevas de videovigilancia. Actualmente son 112 los sectores que están bajo el control del centro de monitoreo del municipio.

Estas cámaras nuevas serán distribuidas principalmente en arterias cercanas a la avenida de Circunvalación, sobre Presidente Perón (ex Godoy), Rivarola, Avellaneda, 27 de Febrero y Casiano Casas, y en barrio Industrial. En el distrito centro, los dispositivos estarán en Entre Ríos (entre Pellegrini y 27 de Febrero) e intersecciones de barrio Parque.

La iniciativa contempla además la compra de 60 kilómetros de fibra óptica para extender la red de videovigilancia y el mantenimiento del sistema por los próximos dos años. Este ítem, representa casi el 70 por ciento del presupuesto, tanto por las constantes fallas que se producen como por el vandalismo que sufren los aparatos.

Según precisó Zignago, con la incorporación de estos aparatos, Rosario pasará a tener 1.300 cámaras de videovigilancia instaladas en sus calles, sumando las de uso municipal a las del Ministerio de Seguridad de la provincia.

Comentarios