Edición Impresa
Sábado 08 de Marzo de 2008

Cocheras privadas en espacio público

Los cuidacoches, ya es sabido, han ganado la mayoría de las calles del macrocentro de la ciudad. Es muy difícil encontrar un lugar público para estacionar sin que se acerque alguien a ofrecer el servicio.

Los cuidacoches, ya es sabido, han ganado la mayoría de las calles del macrocentro de la ciudad. Es muy difícil encontrar un lugar público para estacionar sin que se acerque alguien a ofrecer el servicio. Pero lo que ocurre en Moreno y la intersección con la calle Solano López, a metros del club Gimnasia y Esgrima, parece haber superado el límite de lo tolerable. Allí no sólo que hay varios cuidacoches que se reparten los metros de vereda sino que también algunos reservan el lugar para sus clientes. Increíble pero real: con conos rojos fosforescentes reservan espacios para vehículos que en algún momento llegarán a estacionar y no permiten que lo hagan los que pasan por el lugar. Es decir, el espacio público se privatizó. La mayor afluencia de clientes proviene del público y empleados de los Tribunales provinciales.

Comentarios