Edición Impresa
Domingo 10 de Agosto de 2008

Cliquear, zipear, espamear, deletear

Vivimos en Argentina, hablamos castellano, ¿por qué entonces el gimnasio se llama gym, cuando pido una pizza la trae el delivery, los entrenadores son coachs y las ofertas de peatonal Córdoba se anuncian con un sale? Acostumbro defender el uso de nuestro generoso idioma, pero en cuestiones informáticas algunas veces se hace ineludible el inglés y todos sus neologismos. Aunque también hay abusos.

Vivimos en Argentina, hablamos castellano, ¿por qué entonces el gimnasio se llama gym, cuando pido una pizza la trae el delivery, los entrenadores son coachs y las ofertas de peatonal Córdoba se anuncian con un sale? Acostumbro defender el uso de nuestro generoso idioma, pero en cuestiones informáticas algunas veces se hace ineludible el inglés y todos sus neologismos. Aunque también hay abusos.

Tan extendido está el idioma inglés en computación que la mayoría de los usuarios informáticos no hace una copia de respaldo, sino un backup. Las páginas más visitadas en el navegador (al que algunos llaman browser) no van a los señaladores o marcadores, sino al bookmark. Casi todos resetean la computadora, en vez de reiniciarla. Es de lo más habitual utilizar la palabra counter en lugar del contador de visitas, zipear como sinónimo de comprimir, y hasta alguna vez escuché a un compañero de trabajo pedir que le impriman una copia de una página diciendo: "¿Me hacés un print?".

En cualquier país angloparlante, el mail es el correo tradicional, el de lápiz y papel, pero aquí se convirtió en un sustituto de e-mail, es decir, correo electrónico. A los archivos que vienen adjuntos se los llama atachados (o incluso atacheados) y los que envían correo basura se dice que están espameando.

Es cierto, la mayoría preferimos decir mouse y reservar el término ratón para los asquerosos roedores. También es verdad que los botones del mouse suenan como un "clic" (la Real Academia recomienda castellanizar la palabra suprimiendo la "k" final del inglés), incluso es perfectamente comprensible que se haya impuesto el neologismo cliquear. Pero no son pocos los que hablan de clicar... Me recuerda a mis años de trabajador gastronómico, cuando los mozos le pedían al cajero los tickets de una mesa al grito de "ticame la nueve".

El caso más extremo es el de los usuarios informáticos avanzados. No sería extraño escucharlos pronunciar frases del estilo: "Voy a uplodear un FAQ con keywords para los newbies". Traducción al castellano: "Voy a subir un archivo de preguntas frecuentes con palabras clave para los novatos". Tampoco tienen reparos en utilizar verbos como customizar (que podría traducirse como adaptar), deletear (borrar), resizear (redimensionar, que se pronunciaría "resaisear") o defaultear (aplicar una configuración por defecto).

Pero la lista de neologismos realmente desagradables quizás esté encabezada por upgradear (actualizar un programa) y downlodear (bajar algo de internet). Incluso hay una publicidad televisiva que lo toma con humor y propone el término messengerear.

Hay ciertas expresiones en inglés que simplemente no encontraron una traducción y resultan inevitables. Así como no se pueden reemplazar las palabras chip, pixel, plug-in, bit o byte, sería una exageración decir "telaraña" en lugar de web, "diente azul" por bluetooth, "pancarta" por banner o "galletita" por las cookies que utilizan los navegadores. Peor todavía sería afirmar: "Mi computadora tiene ventanas". Lo curioso es que el sistema operativo Windows (ventanas) fue patentado por Gates (puertas).

Así como el scanner se convirtió en escáner, la acción de digitalizar texto o imágenes tampoco es traducible y se vuelve obligatorio el uso de escanear. Si bien se puede utilizar vínculo en vez de link, no queda del todo claro a qué se refiere enlazar o vincular, por lo que muchos prefieren decir linkear. Se puede reemplazar password por contraseña, pero login (algo así como "identificarse") tampoco tiene correlato en español, con lo que no es del todo desacertado el término loguearse

Un webmaster es una persona que se dedica al diseño y mantenimiento de una página web. Mejor seguir llamándolo webmaster...

Dos curiosidades regionales: en internet se conoce como avatar a las imágenes que seleccionan los usuarios a modo de identificación en línea. No así para lo hindúes: el avatar es la encarnación terrestre de Vishnú, un dios de cuatro brazos y piel azul.

En inglés, chat significa charlar. En cambio, si en Argentina alguien nos invita a chatear nos estará proponiendo comunicarnos mediante un servicio de mensajería instantánea como el Messenger. Pero sólo los borrachos chatean en España, donde suelen irse de bares a tomar en unas copitas llamadas chatos.

Comentarios