Edición Impresa
Sábado 08 de Agosto de 2009

Claves para formarse en la práctica de las profesiones

¿Cómo se aprende la práctica profesional? La pregunta desvela a más de un estudiante que elige formarse en una carrera, pero también a quienes ya están en ejercicio y piensan en la capacitación permanente. "Los dispositivos en la formación para las prácticas profesionales" es el libro coordinado por la educadora Liliana Sanjurjo que analiza este problema.

¿Cómo se aprende la práctica profesional? La pregunta desvela a más de un estudiante que elige formarse en una carrera, pero también a quienes ya están en ejercicio y piensan en la capacitación permanente. Y desde ya es una de las preocupaciones más manifiestas en el terreno de la docencia. "Los dispositivos en la formación para las prácticas profesionales" es el libro coordinado por la educadora Liliana Sanjurjo que analiza este problema, desde una perspectiva teórica y práctica. Se presenta el próximo miércoles 12.

"Cómo nos formamos en una práctica ya no es un problema sólo de los profesores", dice Liliana Sanjurjo, doctora en educación, coordinadora de la obra dedicada, a lo largo de más de 280 páginas, a analizar minuciosamente la preparación para el hacer y el pensar en la profesión.

En el trabajo la acompañan otras educadoras e investigadoras: Alicia Caporossi, Ana España, Ana María Hernández, Iris Alfonso y María Fernanda Foresi.

Eso explica que, si bien el libro trabaja sobre la formación en la práctica, los ejemplos usados provengan de la docencia. "Es nuestro campo de trabajo, pero que bien puede parecerse a lo que requiere un médico joven en su formación", dicen Liliana Sanjurjo y María Fernanda Foresi, dos de las autoras en charla con La Capital.

Los dispositivos que mencionan en el texto no son otra cosa que los caminos elegidos para la formación. Y en esto no hay receta que valga, cada profesión construye las estrategias que mejor se ajustan a su campo de trabajo. El libro propone también cómo aprender de otras.

Lo real y que vale para todos es que cómo se forme en su práctica el futuro profesional será decisivo para el ejercicio de la labor que eligió.

Teoría y práctica

Para graficar esta idea Sanjurjo repasa cómo se dio este proceso en el magisterio: "En su origen la docencia fue una preocupación política sobre cómo elegir y formar a los maestros, pero recién desde hace unos 20 o 30 años se empieza a producir teóricamente cómo se forman en la práctica".

"Esas investigaciones —continúa quien es también supervisora del nivel superior— indican que tanto la biografía escolar como los primeros procesos de socialización que se dan en el inicio de un trabajo han sido siempre de alto impacto, de cómo se vive esa práctica".

La reflexión que llega pone en evidencia la necesidad de "influir con teoría crítica en la formación de grado inicial, en todo el desarrollo profesional y en la capacitación".

¿Cómo hacerlo? Es el interrogante que sigue a las conclusiones anteriores. Siguiendo con el caso de la docencia, Foresi y Sanjurjo mencionan el ejemplo de la práctica de la observación de una clase que se les propone a los estudiantes del magisterio. "Esa observación tiene que ir acompañada de una reflexión, porque en vacío no sirve, se vuelve peligrosamente reproductora, tampoco sin un marco teórico desde dónde se mira la enseñanza", explican, y agregan que sin dudas eso requiere "de un trabajo previo en la formación".

De este modo, las autoras recuperan en el libro la validez de distintas estrategias y recursos, que llaman dispositivos, a la hora de formarse en los profesorados: las narrativas, la propia biografía, los talleres, los ateneos, las nuevas tecnologías, el análisis de casos, entre otros.

Pero siempre hacen la salvedad de que "al diseñar un dispositivo hay que tener muy en claro el marco teórico".

Las representaciones

"Nosotras insistimos en que el alumno debe tener en su formación una experiencia que capitalice, que le permita un recorrido. Porque cuando se lo inserta en la práctica lo que se busca es que haga un cambio de cabeza, de estudiante a profesor. Que no sólo mire lo que está mal sino que se ponga en el lugar del otro, y comprenda así por qué el docente toma una decisión", explica Foresi.

Para Sanjurjo otra de las fortalezas de la investigación volcada en "Los dispositivos..." es que se trata de mostrar que la observación y dar clases no son las únicas maneras de adquirir una mejor práctica profesional.

Al momento de elegir una carrera, en los jóvenes mucho juegan las ideas previas que tengan de esas profesiones. Un ejemplo conocido es el de quienes se vuelcan por el magisterio por considerarlo "un estudio de rápida salida laboral y estable", a pesar de que los cambios introducidos con las reformas recientes lo elevan a cuatro años y lo invitan a pensar de otra manera.

"Es que influyen mucho las representaciones sociales al momento de elegir una profesión. No se piensa igual elegir ser maestro de primaria que seguir abogacía. Por eso revisar el trayecto de la práctica y articularlo con la teoría es todo un desafío", señala Sanjurjo.

"Ayuda —continúa— a dar vuelta esa representación, que es muy fuerte en los chicos que empiezan. Me ha pasado de preguntarles en el profesorado si les gusta estudiar y que me respondan que no. Entonces yo les doy el ejemplo que es como si alguien que quiere ser carpintero le tuviera alergia a la madera. Porque aquí el objeto de conocimiento, de trabajo, no es el niño, es el conocimiento". 

Comentarios