La ciudad
Martes 10 de Enero de 2017

Clausuraron por ruidos molestos un bar que se presenta como "cultural"

El bar cultural Nómade, ubicado en Ovidio Lagos 68 bis, fue clausurado por 20 días a raíz de reiteradas irregularidades vinculadas a la tergiversación de rubro, ruidos molestos y falta de detector de metales. El local tuvo 28 visitas de los inspectores municipales en 2016 y 10 infracciones acumuladas. La faja de clausura llegó en medio de un plazo que el propio local se había autoimpuesto para cerrar "la agenda nocturna" por 35 días.

La clausura se dispuso el pasado 2 de enero, pero ya el 29 de diciembre los vecinos habían denunciado un volumen excesivo de la música hasta las 6 de la madrugada. A mediados de diciembre los responsables del local habían anunciado la suspensión por el plazo de 35 días de la agenda cultural nocturna para realizar en ese período las obras complementarias de insonorización.

Según confirmó ayer el subdirector de Control, Guillermo Turrín, la dependencia "elevó varias actuaciones en el lugar, e incluía tergiversación de rubro por gente bailando y algunas por ruidos, pero que no fueron constatadas con mediciones.

Las irregularidades fueron elevadas al Tribunal Municipal de Faltas, donde un juez dictó la clausura por 20 días a partir del pasado 2 de enero.

Nómade está habilitado como bar con amenización musical. Sin embargo, los vecinos de la zona apuntaron que no funciona como bar cultural, y que "sólo hay música hasta las cinco de la mañana".

Tuvo durante el año pasado 28 visitas de los agentes municipales desde su apertura en abril: acumuló en este periodo 10 infracciones (dos por tergiversación de rubro y 8 faltas diversas).

La polémica por el conflicto entre el bar cultural y los vecinos obligó a suspender la "Fiesta del Mamut" a mediados de diciembre, prevista para realizarse entre las 23 y 6, y que invitaba a estudiantes universitarios con "promociones de Fernet, Campari, tragos y cerveza, toda la noche".

El bar está muy identificado con la agrupación Franja Morada de la Facultad de Ciencia Política y es uno de los que podría tener exenciones impositivas si prospera una ordenanza que aspira a crear la figura de bares culturales. En la misma situación está Distrito Siete, bar muy identificado con la agrupación política Ciudad Futura. En concepto de tergiversación de rubro se labraron durante 2016, un total de 56 actas en horario nocturno.

Comentarios