Medio ambiente
Domingo 23 de Octubre de 2016

Clausuran una antena de Telecom camuflada con un tanque de agua

Vecinos denunciaron que la empresa estaba haciendo la instalación para telefonía celular violando las normas vigentes.

Una compañía de telefonía celular montó una antena en el ejido urbano de San Jorge camuflándola bajo la apariencia de un tanque de agua. El episodio fue denunciado por los vecinos ante las autoridades municipales quienes indicaron que se presume que la intención de la compañía fue sortear de ese modo la prohibición que pesa sobre ese tipo de instalaciones, impuesta a través de una ordenanza que rige desde el 10 de agosto de 2006. El municipio ordenó el desmantelamiento del dispositivo, el cual no llegó a ponerse en funcionamiento.

"Recibimos denuncias de vecinos sobre la instalación de lo que en principio pensaron que era una torre con un tanque. Después observaron que comenzaron a llegar y a instalar los insumos técnicos. En ese punto ya no había lugar a dudas de que se trataba de una antena de telefonía celular", explicó a LaCapital el intendente, Enrique Marucci.

Luego de que las autoridades municipales tomaron conocimiento del asunto, enviaron a agentes de las secretarías de Medio Ambiente y Obras Públicas para que evaluaran lo que ocurría en el lote ubicado en calle Santa Fe al 300. Tras la inspección intimaron a la empresa Personal, la rama de telefonía celular del grupo Telecom, para que retirara la antena que aún no había comenzado a funcionar.

En principio se detectó que la antena vulneraría la legislación vigente, al igual que la estructura montada para contener los equipos de transmisión de señales de telefonía, la que fue realizada sin permiso municipal de edificación, por lo cual también se intimó al propietario del terreno.

"Telecom es una vergüenza nacional. Llegan a las localidades del interior y creen que pueden tomar de tontos a todo el mundo", disparó el intendente, y dedujo: "Si no piden el permiso correspondiente es porque conocen perfectamente la ordenanza".

"Creemos que ellos pretenden jugar con los hechos consumados. Quieren terminar las instalaciones para después solicitar el permiso. Pero no se lo vamos a conceder. Además, después de intimados continuaron con la obra aprovechando un permiso que tienen de extensión de líneas para el servicio de telefonía fija. Para esto piden permiso de uso de suelo, para ocupar espacios de la contravereda", explicó el intendente, y añadió que "a través de una zanja que hacían en ese sector llevaron el cable de alimentación para la antena clandestina".

Como consecuencia, la Secretaría de Obras Públicas municipal clausuró las obras y mantuvo la intimación para que en el término de los 15 días desmantelen la antena que estaban instalando.

"Nos molesta muchísimo la forma de actuar, violando cualquier legislación. Actúan bajo la creencia de tener los poderes como para que una población deba someterse a sus caprichos o a sus negocios", dijo Marucci.

"Ponen como excusa que reciben reclamos de los usuarios de que hay sectores en los que no tienen señal, y que ellos sin antena no pueden emitir el servicio. Pero eso no justifica que hagan estas cosas. Uno trata de trabajar con toda la transparencia posible y ellos hacen quedar mal al municipio", esgrimió el intendente.

El jefe municipal fue más allá al señalar que "creen tener un grado de impunidad notable. Vinieron, alquilaron el terreno de un particular y, según las versiones que se escuchan, le pagaron el alquiler adelantado por cuatro años. Luego levantaron una torre con un tanque para disimular la antena en su interior, con lo que queda de manifiesto la actitud engañosa de la empresa".

"La verdad es que nos da mucha impotencia el hecho de trabajar con personas o empresas que no respetan ninguna ley. Más cuando consideramos que seguramente la tecnología ya debe haber avanzado como para sustituir el sistema de antenas dentro de un pueblo", añadió Marucci.

También dijo que ahora funcionarios de esa compañía intentaron contactarse con el municipio para realizar gestiones "y hasta proponen modificar la ordenanza que legisla sobre el tema", dijo Marucci. Finalmente adelantó que ahora la compañía deberá desmantelar lo instalado o lo hará personal municipal y el municipio le cobrará a la empresa los gastos ocasionados.

Comentarios