AFA
Sábado 23 de Julio de 2016

Clásico de la convivencia

Los clubes y la intendenta, juntos en un nuevo mensaje de paz de cara a los partidos de la ciudad.

Convivencia. La palabra viene del latín convivere y significa "vivir en compañía de otro u otros". A las hinchadas de Newell´s y Central les ha costado apropiarse de este concepto y el municipio frente al nuevo clásico, el 261 de la historia del fútbol local por la Copa Santa Fe, realizó ayer una reunión y una conferencia de prensa donde convocó a la ciudadanía a vivirlo en paz en compañía de todos. Quieren que sea un partido como "una fiesta ciudadana del deporte y la convivencia".

La intendenta Mónica Fein invitó al salón Carrasco de la Municipalidad a los presidentes de ambos clubes. El de Central, Raúl Broglia, y el de Newell´s, Eduardo Bermúdez, que siempre se mostraron muy predispuestos. "Desde nuestro lugar vamos a trabajar mucho para construir el camino de la convivencia que permita desalojar la violencia. Creemos que esta actitud de ustedes (en referencia a los presidentes de los clubes) es una muy buena acción" dijo la primera mandataria, antes de valorar las gestiones que están realizando ambos clubes para reclamar la distribución justa de los recursos en la Asociación del Fútbol Argentino.

"Hemos planteado nuestra convicción de apoyar a nuestros clubes para que se les dé en AFA el valor que deben tener y que los recursos que se distribuyan, como en todo, sean equitativos a la importancia que tienen. Newell's y Central son grandes para estar en el primer nivel", dijo Fein.

También estuvo en la reunión el ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Farías, quien destacó la predisposición de las dirigencias y la voluntad de negociación que demostraron para concretar la participación en el torneo.

Y en relación al clásico, sostuvo que les pareció "importante convocar para dar un mensaje desde los gobiernos y desde los responsables de las instituciones involucradas para participar del fútbol y lograr que en este partido todas las manifestaciones que haya sean en paz, sin violencia".

Tanto el dirigente rojinegro como el auriazul también sentaron posición. "Esta copa servirá para que nuestro jugadores jóvenes puedan mostrarse", afirmó Bermúdez. En tanto, Broglia señaló: "Desde AFA trabajamos con Newell's codo a codo para que el fútbol rosarino sea el mejor".

El encuentro se dio en el marco de los clásicos de la Copa Santa Fe, el primero de los cuales en el parque Independencia contará con 700 policías. Y el mensaje tiene que ver con que, además del otro del 31 de julio en el Gigante, habrá al menos otro más por el torneo local, quizás una revancha si se decide un certamen corto, y uno posible de Copa Argentina.

La Federación le tiró la pelota a los clubes

En Rosario se decidió rápido la cuestión. Los clubes se pusieron de acuerdo, la organización lo viabilizó sin demasiados problemas y los clásicos se jugarán con las reservas. Quizás haya jugado en la aceptación que seguramente los decibeles serán menores y por lo tanto la posibilidad de que terminen en paz mucho mayor. También que probablemente la recaudación no se vea resentida, teniendo en cuenta que los hinchas irán igual, más por lo dicho en la nota principal, que se jugó muy poco últimamente. Pero en Santa Fe no pasó lo mismo y la capital provincial es un hervidero. La última resolución de la Federación Santafesina le da el partido ganado a los tatengues porque lo sabaleros no aceptaron jugarlo en la fecha fijada de mañana, aunque con un pedido en el medio: que el partido se dispute igual. Parece imposible.

La decisión salomónica de la Federación Santafesina le deja ahora a Unión la decisión de jugar el clásico. Increíble, teniendo en cuenta que fue el único que aceptó jugar en las fechas fijadas por la organización. Acepta que reglamentariamente debe darlo como vencedor de la llave, pero lo insta a aceptar definir la llave en la cancha. El jueves último, Colón había elevado una nota diciendo que estaba dispuesto a jugar el sábado 30 de julio y el domingo 6 de agosto. Pero Unión siempre lo quiso jugar el 23 y 30, y su presidente Jorge Spahn quedó preso de sus palabras con frases que le echaron nafta al fuego.

"Correspondería reconocer al Club Atlético Unión como ganador", dice el comunicado de la Federación, pero agrega: "solicita a los clubes posibiliten dirimir en el campo de juego el resultado". La historia continuará.

Comentarios