Dallas
Viernes 08 de Julio de 2016

Cinco policías mueren en un enfrentamiento a tiros en Dallas durante una protesta

El acto se realizaba en esa ciudad estadounidense en protesta por la violencia policial contra los afroamericanos.

Cinco policías murieron en un tiroteo ocurrido durante una manifestación en protesta por la violencia policial contra los afroamericanos en Dallas, que se encuentra sumida en el caos después de que uno de los sospechosos asegurase haber colocado bombas en un estacionamiento y en la ciudad.
"Fue una noche devastadora. Nos entristece tener que informar de que un quinto oficial ha muerto", comunicó la Policía en Twitter.
La Policía arrestó a tres sospechosos, uno de ellos una mujer, mientras que otro se atrincheró en un estacionamiento de varias plantas, desde donde intercambió disparos con la policía y aseguró haber colocado bombas.
Embed
Según varios medios estadounidenses, el sospechoso atrincherado se suicidó, aunque no hubo confirmación oficial al respecto. Otros medios afirmaron que fue detenido.
El jefe de policía de Dallas, David Brown, había afirmado previamente que el hombre no se estaba mostrando muy cooperador durante las negociaciones y aseguró que "el final estaba llegando".
Algunos testigos hablaron de una explosión en el estacionamiento. "Segundos antes (la Policía) nos dijo que nos fuésemos", tuiteó el periodista Robert Wilonsky sobre las 01:30 hora local (06:30 GMT). "Entonces se escuchó un fuerte 'boom' y lo que parecían cristales destrozados", añadió.
En el tiroteo resultaron heridos 11 oficiales, aunque no está claro si en estas cifras se incluían los agentes fallecidos. Uno de los policías muertos, Brent Thompson, de 43 años, trabajaba para la empresa municipal de transporte público DART, según confirmó esta en Twitter.
Según el canal NBC, los disparos comenzaron sobre las 21:00 hora local (02:00 GMT) en el centro de la ciudad, mientras se celebraba una protesta pacífica tras la muete el martes de Alton Sterling y el miércoles de Philando Castile a manos de la policía en otros puntos del país.
Embed
Los testigos afirmaron haber visto como varios francotiradores que apuntaban desde lugares elevados contra agentes de policía cuando la protesta se acercaba a su fin. De inmediato se informó de diez heridos. Después de que otro agente había resultado también herido durante un tiroteo con un sospechoso sobre las 23:00 hora local.
Dos de los sospechosos arrestados fueron detenidos cuando escapaban del centro de la ciudad a gran velocidad en un Mercedes negro y fueron interrogados ante la sospecha de que intentasen colocar una bomba. La otra sospechosa fue arrestada cerca del estacionamiento en el que se atrincheró el cuarto hombre.
La Policía publicó la fotografía de una "persona de interés" en la que se veía a un hombre vestido con una camiseta de camuflaje y que parecía llevar un rifle. El hombre se entregó a la policía y según un familiar se trataría de un manifestante pacífico. Según el canal local KDFW, fue puesto en libertad sobre las 06:00 GMT después de haber sido interrogado.
Según las autoridades, todavía es demasiado pronto para relacionar el tiroteo con las muertes de los dos afroamericanos.
Castile, de 32 años, murió a última hora del miércoles cerca de Minneapolis, Minnesota, cuando intentaba sacar su billetera después de haber sido parado por la Policía por llevar una luz rota en su automóvil. Sterling, de 37 años, recibió un disparo el martes por la policía en Baton Rouge, Louisiana, después de que la Policía respondiese a una queja sobre un hombre negro que estaba vendidendo CDs y amenazando al autor de la llamada con una pistola.

Comentarios