Edición Impresa
Domingo 27 de Enero de 2008

Cinco es el número ideal

El veterano periodista no es hombre de irse al mazo. Por el contrario, detrás de su tupido bigote no sólo esconde una permanente sonrisa sino la capacidad de jugarse todo a una carta. Acorde con ese rasgo, la mesa que preside el living del departamento que habita cual lobo solitario es hexagonal...

El veterano periodista no es hombre de irse al mazo. Por el contrario, detrás de su tupido bigote no sólo esconde una permanente sonrisa sino la capacidad de jugarse todo a una carta. Acorde con ese rasgo, la mesa que preside el living del departamento que habita cual lobo solitario es hexagonal, y está cubierta por un fino paño verde. Después de todo, no son pocos los que creen que oculta algo detrás de su cara de póquer.


Ausencia profiláctica

Dicen que en en el tradicional festejo de cumpleaños del dirigente justicialista de bancario apellido hubo una ausencia que se sintió mucho. El periodista venadense, precavido, decidió abstenerse esta vez de participar en el convite, que el año pasado casi termina con una escena de pugilato después de notorios excesos etílicos. Ya se sabe: es mejor prevenir que curar. Pero todo fue muy aburrido.

Comentarios