La ciudad
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Cierran temporalmente calle Sarmiento al 600

Desde mañana y hasta diciembre se cortará toda la circulación entre San Lorenzo y Santa Fe por las obras en el casco histórico

La Secretaría de Obras Públicas anunció que desde mañana quedará totalmente interrumpido el tránsito vehicular en calle Sarmiento desde San Lorenzo a Santa Fe. La restricción no tiene plazo, pero podría extenderse hasta mediados de diciembre, momento en que se suspenderán las tareas de renovación del casco histórico para favorecer las ventas navideñas del centro.

Desde hace unas semanas la Intendencia comenzó a ensanchar la vereda de calle Sarmiento entre San Lorenzo y Santa Fe. A partir del primer minuto de mañana se prohibirá totalmente la circulación en ese tramo.

Según se informó, el cierre será temporario, y necesario para finalizar en tiempo y forma los trabajos. El municipio reiteró su compromiso de liberar y terminar las obras en diciembre para que los ciudadanos se acerquen a los comercios céntricos con total normalidad para hacer las compras navideñas.

Como ya se dispuso en otros sectores, como calle Entre Ríos y calle Rioja, los trabajos apuntan a "un eficaz aprovechamiento del espacio público con el ensanchamiento de veredas, inversión en iluminación, revalorización del patrimonio edilicio y equipamiento urbano".

De esta manera, la Municipalidad continúa con el proceso de recuperación del área histórica con dos objetivos: la renovación del patrimonio histórico de Rosario a través de la inversión en espacios de uso público y la generación de paseos culturales, por un lado; y por el otro, trabajar en intervenciones que prioricen al peatón y el uso de las bicicletas y del transporte urbano de pasajeros.

En este sentido, se prevé la mejora sustancial de veredas, calzadas, generación de zonas calmas y revitalización de lugares emblemáticos que son espacios de reuniones, ferias y encuentro.

La secretaria de Obras Públicas, Susana Nader, explicó que en el sector a intervenir de calle Sarmiento las tareas comprenden el ensanchamiento, ampliación y readecuación de veredas beneficiando y mejorando el tránsito peatonal y la convivencia en el sector donde el peatón es el protagonista.

"Las veredas y calzadas quedarán niveladas y unificadas con adoquines intertrabados de hormigón armado. Además se colocarán pretiles, bancos y cestos", especificó.

La funcionaria recordó que los objetivos del plan son la preservación del patrimonio urbano histórico y arquitectónico; priorizar la circulación peatonal; priorizar el espacio público y generar nuevos sitios de encuentro; a la par de potenciar el perfil comercial, gastronómico, cultural y turístico.

Asimismo, se busca promover una movilidad sustentable y generar entornos más seguros. También se colocarán rejas metálicas para la recolección del agua de lluvia y se ejecutarán nuevos desagües pluviales.

Comentarios