La ciudad
Viernes 18 de Noviembre de 2016

Cien policías controlarán hoy la "bajada" de los alumnos de cuarto año del secundario

Estarán desde las 7 cerca de las escuelas, el centro y las peatonales. Y al mediodía habrá un fuerte operativo en el Monumento

Más de cien efectivos de la policía provincial y decenas de agentes de fuerzas federales controlarán hoy la "bajada" de los alumnos de 4º año de las escuelas de Rosario. El operativo se desplegará en el micro y macrocentro de la ciudad, en la zona sur y el Monumento Nacional a la Bandera, donde los jóvenes confluirán para festejar que terminan el penúltimo escalón del secundario. El esquema, diagramado para evitar desmanes, pintadas y ruidos molestos a los vecinos se instrumentará en tres fases: la primera fue anoche con la previa, la segunda a las 7 de esta mañana y la final cerca del mediodía.

"La idea es realizar un numeroso despliegue policial para que los jóvenes festejen en calma, sin vandalismo el fin de clases, en este caso cuarto año. Y que se sientan controlados para de esta forma disuadirlos de no cometer incidentes", explicó a LaCapital el jefe de la policía de Rosario, Marcelo Villanúa.

"El mensaje —continuó— es para los jóvenes y también para sus padres. Tiene que ser una jornada de celebración. No tiene que haber pintadas en otros colegios ni en las fachadas particulares y mucho menos debe admitirse la ingesta de alcohol entre menores".

Del operativo participarán agentes de la Brigada de Orden Urbano y la Brigada Motorizada de la policía de Rosario. Además habrá presencia de inspectores y Guardia Urbana Municipal y miembros de las fuerzas federales.

Tres fases. El plan consta de tres fases. La primera etapa se desplegó anoche, cerca de las 20, con especial atención en el entorno de las escuelas más concurridas de la ciudad. Se estima que la previa seguirá en casas particulares y en algunos espacios alquilados.

La segunda fase de control, arrancará esta mañana, cerca de las 7. En primer lugar se tratará de evitar el uso de pirotecnia para que los vecinos puedan descansar y luego se controlará el ingreso de los alumnos a los colegios.

Y por último, la tercera fase, arrancará a las 11, se pondrá atención en el micro y macrocentro de la ciudad, sobre todo en inmediaciones de plazas y el Monumento Nacional a la Bandera, que es el punto final de encuentro.

"Habrá también presencia a lo largo de las peatonales, los bulevares y los lugares donde se vaya detectando mucha presencia de jóvenes para actuar de manera preventiva en todo momento", agregó el jefe de la Unidad Regional II de Policía.

Villanúa resaltó que en los últimos días mantuvo reuniones con padres y autoridades de distintas escuelas. "Y encontramos muy buena predisposición de todas las partes para transmitir el mensaje a los jóvenes de la necesidad de festejar sin vandalismo, sin incidentes para que la noticia sea celebración y no los daños", destacó.

En paralelo, el jefe de la policía local anunció que el viernes próximo se pondrá en practica un operativo similar, con el mismo despliegue de agentes provinciales, ya que van a realizar el "banderazo" de fin de curso los alumnos de quinto año de las secundarias de la ciudad.

Comentarios