El Mundo
Miércoles 15 de Febrero de 2017

China, camino a ser una superpotencia militar

China continúa rearmándose y va camino a ser una superpotencia militar en poco tiempo más mientras los países de la Otán gastan en defensa menos de lo esperado, según se desprende del informe anual sobre la relación de fuerzas militares que publica el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) de Londres.

China continúa rearmándose y va camino a ser una superpotencia militar en poco tiempo más mientras los países de la Otán gastan en defensa menos de lo esperado, según se desprende del informe anual sobre la relación de fuerzas militares que publica el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) de Londres.

Casi todos los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán) han incumplido su objetivo de destinar el dos por ciento del producto interno bruto a gastos de defensa, señala el texto, cuyos datos se apresuraron a cuestionar tanto Reino Unido como la alianza atlántica.

De la Otán, además de Estados Unidos sólo Estonia y Grecia alcanzaron ese nivel el año pasado, con un 2,2 y un 2,4 por ciento del PIB respectivamente, frente a los cuatro países europeos que lo hicieron en 2015, dijo el director general del IISS, John Chipman.

De ellos, este año Polonia y Reino Unidos cayeron por debajo de la marca del 2 por ciento. Reino Unido, que ha insistido en exigir a otros países que cumplan ese gasto, se quedó en el 1,98 por ciento del PIB, según el IISS.

Los países de la Otán se propusieron en 2014 aumentar su gasto en defensa en un plazo de una década a por lo menos el 2 por ciento del PIB, aunque no hay una obligación formal al respecto. Pese a los numerosos llamamientos del ex presidente Barack Obama, se trató sin embargo de una mera declaración de intenciones manifestada en una cumbre en 2014.

Reino Unido, sin embargo, negó los datos aportados por el informe. "Esas cifras están equivocadas", dijo el Ministerio de Defensa en Londres.

"Las cifras de la Otán muestran que Reino Unido gasta más del 2 por ciento de su PIB en defensa", aseguró un vocero de la cartera.

"Nuestro presupuesto de defensa es el mayor de Europa, el segundo mayor de la Otán, y crece cada año, pues estamos invirtiendo 178.000 millones de libras (222.000 millones de dólares) en equipamiento nuevo", precisó.

El IISS calculó un gasto de defensa de Reino Unido de 38.300 millones de libras en 2016 y señala que el gasto en defensa no aumentó en la misma medida que creció el PIB. Sin embargo, según los datos de la Otán publicados en julio, el país estaba en camino de gastar 41.900 millones de libras, equivalente a un 2,21 por ciento del PIB.

La Otán también respondió ayer a los datos presentados por el IISS. Según sus cifras, los socios de Estados Unidos incrementaron sus gastos en defensa el año pasado más de lo que se creía hasta ahora.

Los gastos de toda la Otán superaron en 2016 un 3,8 por ciento a los de 2015, lo que supone gatos adiciones de unos 10.000 millones de dólares, según dijo ayer en Bruselas el secretario general Jens Stoltenberg.

Originalmente se había calculado un aumento del 3 por ciento de unos 8.000 millones de dólares, según se indicó.

El IISS atribuye la discrepancia a los cálculos utilizados para elaborar el informe, puesto que el instituto de Londres utiliza las cifras del Fondo Monetario Internacional para calcular el PIB, mientras la Otán utiliza las de la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde).

Comentarios