Ovación
Lunes 27 de Junio de 2016

Chile tuvo más puntería que Argentina en los penales y es campeón de la Copa América

El conjunto albiceleste fue superior prácticamente en todo el partido. Higuaín erró la más clara y Messi falló desde los doce pasos.

La historia se repitió, un año después. Argentina y Chile empataron 0 a 0 en los noventa minutos de la final de la Copa América, tampoco pudieron quebrar la igualdad en el alargue, y La Roja fue más efectivo en los penales para quedarse con el título.
Argentina salió con todo. Con el hambre de gloria que viene mostrando el equipo a lo largo de la Copa América, los del Tata Martino salieron a imponer su juego ante Chile. Tal fue así en en apenas un mínuto generó la primera llegada de peligro. El rosarino Banega remató desde larga distancia, y la pelota salió muy cerca del arquero Bravo.

El elenco albiceleste fue superior en el primer tramo del partido. Manejó la pelota, presionó bien arriba e imprimió peligro casi consatante en el arco del trasandino.

La más clara del equipo de Martino la tuvo Higuaín a los 21'. Le robó la pelota al zaguero Medel y definió cruza ante la salida de Bravo, pero el remate salió pegado al palo.
Embed
Y la supremacía argentina aumentó a partir de los 27' cuando el lateral Díaz vio la segunda amarilla tras cometerle una infracción a Messi y debió abandonar la cancha.
Embed
Con el correr de los minutos el partido se hizo demasiado friccionado. Y la fiel muestra de esto se vio a los 42', cuando Rojo le entró con vehemencia a Vidal y vio la roja directa. El partido volvió a dar un giro drástico, ya que los dos comenzaron a jugar con 10 futbolistas.
Embed
El complemento fue de un tenor totalmente distinto al primer tiempo. Porque Argentina perdió la posesión de la pelota y Chile agigantó su figura.
De a poco el peligro comenzó a rondar el arco de Romero. Incluso fue el equipo Rojo el que más jugadas de riesgo generó.
Pero ninguno supo inclinar la balanza a su favor y tuvieron que jugar el tiempo suplementario, donde la historia se repitió: Argentina fue superior, no pudo definirlo y Chile tuvo la chance de quedarse con toda la gloria en algún rapto aislado. Pero la historia se repite: el campeón de la Copa América se resolvería entre Argentina y Chile en los tiros desde los doce pasos.
Vidal tuvo el primer penal de la serie y Romero se lo tapó. Después fue el turno de Messi, el mejor jugador de la cancha, pero lo erró. Convirtieron después Castillo y Mascherano; Arangui y Agüero; y más tarde Beausejour hizo el suyo y a Biglia se lo atajaron. Silva, que había entrado en reemplazo de Alexis, le dio el título a Chile.

Comentarios