El Mundo
Martes 02 de Agosto de 2016

Chile condena el tono belicista de Bolivia

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, acusó de imprudencia y estar "yendo demasiado lejos" a su par de Bolivia, en un nuevo cruce de declaraciones en el marco de una escalada de la tensión bilateral.

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, acusó de imprudencia y estar "yendo demasiado lejos" a su par de Bolivia, en un nuevo cruce de declaraciones en el marco de una escalada de la tensión bilateral. "Nunca un canciller en tiempos de paz puede hablar como lo ha hecho, de derramar sangre por supuestos derechos. Mínimamente, un canciller tiene que tener la prudencia para no hacer declaraciones de este tipo", lamentó el canciller chileno.

"Está yendo demasiado lejos", agregó Muñoz, en respuesta a las afirmaciones del boliviano David Choquehuanca, quien afirmó estar "dispuesto a derramar sangre, a pelear para recuperar lo que es nuestro, para reclamar nuestro derecho". El jefe de la diplomacia boliviana hizo estas declaraciones tras denunciar que Chile desvió artificialmente el curso del río Lauca para que sus aguas no llegaran a Bolivia. "Esto es altamente irregular, inédito, yo nunca había escuchado en mi larga vida diplomática declaraciones tan imprudentes como las del canciller boliviano", enfatizó el canciller chileno.

Con hostilidades que se extienden desde la guerra que los enfrentó a fines del siglo XIX, en la que Bolivia perdió su acceso al mar a manos de Chile, las relaciones formales entre estos países están suspendidas a nivel de embajadas desde 1978 y se mantienen solo a nivel consular.

Pero con dos demandas en trámite en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el conflicto escaló a un escenario casi inédito tras la visita no oficial que el 19 de julio pasado realizó Choquehuanca a dos puertos del norte chileno, en los que denunció trato "discriminatorio" y "atropellos" hacia las cargas bolivianas, que tienen libre tránsito.

En respuesta, Chile, que estima que todas las cuestiones diplomáticas con Bolivia quedaron resueltas en el Tratado de Paz y Amistad firmado en 1904, anunció el fin de un acuerdo que liberaba de visa para ingresar a Chile a las altas autoridades bolivianas. El tribunal de La Haya debe resolver la demanda que presentó Bolivia para obligar a Chile a negociar una salida al mar, junto con una demanda de Chile por el uso de las aguas del rio Silala.

Comentarios