Edición Impresa
Sábado 09 de Febrero de 2008

Charlas en el Café del Bajo - Sábado 9

—Desde luego, doy por terminada la cuestión tratada aquí en los últimos días y no pienso responderle al doctor Daniel Papalardo quien ayer publicó una reflexión sobre la cuestión.

—Desde luego, doy por terminada la cuestión tratada aquí en los últimos días y no pienso responderle al doctor Daniel Papalardo quien ayer publicó una reflexión sobre la cuestión. Creo que es cansar un poco al lector con estos temas y, por mi parte, no tengo ningún interés en generar una discusión para ver quién triunfa en la disputa ideológica. Aquí lo que importa es darle una solución a las personas que son víctimas del delito. Seguramente el señor secretario penal del Juzgado de Menores, a quien conozco y a quien traté varias veces durante mis años en Tribunales, esto lo tiene en cuenta. Es una buena persona Papalardo, tal vez no coincidamos en algunas cuestiones, pero espero que estemos de acuerdo en la necesidad de poner un poco de orden para bien de una sociedad que ya está hastiada de ciertas cosas.
—Carta de un lector, Candi: “Estimado Candi: soy un asiduo lector de su columna y comparto la mayoría de sus posiciones frente a temas políticos y morales que son los que más me interesan (crítica constructiva exceso de temas espirituales y religiosos para mi gusto). Pero bueno, ahora quiero referirme a su comentario del día de la fecha, con el que también estoy de acuerdo, pero quiero advertirle que sus esperanzas del último párrafo acerca de las medidas que deberán tomar para la solución de estos graves problemas, que creo hoy son los que más nos preocupan, no van a llegar de mano des estos gobiernos. Y si no basta observar las palabras del señor ministro de Seguridad provincial que según consta en el mismo diario de hoy en su apartado “Agenda” de contratapa que dice que esto tendrá un costo de mas violencia e impunidad. E invito a no esperar soluciones durante su gestión. Si desde ya, recién asumido ya sabe que no va a dar ninguna solución, porque no se va y deja el lugar a alguien que tenga capacidad para hacerlo. Yo digo: así piensa el señor gobernador terminar con este problema que es una de las cosas que más prometió ocuparse en su campaña? Con afectuoso saludo: Oscar Ernesto”. ¿Qué dice, Candi?
—Aunque para el gusto del amigo Oscar Ernesto, a veces aquí se hable bastante de cuestiones espirituales y de Dios, también aprendí que Dios pone las cosas en su lugar. Sólo el tiempo y Dios contarán la verdad. Pero bueno... El ministro Daniel Cuenca es una persona honesta y con buenas intenciones. Creo que el doctor Hermes Binner tiene voluntad de componer en lo que se pueda el tema delictivo. Si no lo hacen, y como he dicho en esta columna, esta problemática se lo lleva puesto al gobernador. La gente no tolera más este estado de cosas y a mí me parece que es de buen gobernante, de buen legislador y de buen juez (y de buen funcionario judicial) gobernar según las necesidades de la población sin anteponer las ideas personales. Y si esto no ocurre, entonces quienes tengan necesidad de seguridad que vayan a vivir al Valle de la Luna.
Candi II
(candi@lacapital.com.ar)

Comentarios