Edición Impresa
Sábado 03 de Mayo de 2008

Charlas en el Café del Bajo - Sábado 3

Los diputados del Frente Progresista han procurado, en la última sesión de la Cámara, sancionar un proyecto tendiente a establecer el 29 de abril como día de duelo en razón de las recordadas y trágicas inundaciones en la ciudad de Santa Fe.

—Los diputados del Frente Progresista han procurado, en la última sesión de la Cámara, sancionar un proyecto tendiente a establecer el 29 de abril como día de duelo en razón de las recordadas y trágicas inundaciones en la ciudad de Santa Fe.

  —Sin embargo, y a pesar de que el proyecto se origina en un pedido de los damnificados, no pudo aprobarse por la negativa de la oposición.

  —El comunicado de los legisladores del Frente Progresista dice: "A cinco años de la inundación de 2003 los diputados del Frente Progresista Cívico y Social consideramos, como lo han solicitado las diferentes organizaciones de damnificados, que el 29 de abril debe ser dispuesto como un día de duelo en nuestra ciudad. En la sesión del pasado jueves no se pudo aprobar dicha iniciativa, porque no hubo voluntad de todos los bloques para ello. Por la memoria de una jornada que ha dejado una marca indeleble en todas y todos los santafesinos, los diputados del Frente apoyamos y apoyaremos esta iniciativa".

  —No entiendo la negativa. No la comprendo. En realidad debería ser día de duelo en toda la provincia, porque esta tragedia marcó a todos los santafesinos. Recuerdo muy bien como se movilizaron voluntarios de toda la provincia en esa emergencia. -Bueno, tal vez la oposición ha entendido que aquí había una connotación política. Como se endilgó responsabilidades a un sector del justicialismo en la tragedia.

  —Nosotros siempre sostuvimos que hacer responsable a Reutemann de una tragedia así no era justo. Lo seguimos sosteniendo y creo que muchos lo han comprendido y en buenahora. Ahora, no veo la razón para oponerse a un homenaje a las víctimas de ese fenómeno. Pero en fin... hay quienes no comprenderán jamás que la sociedad está reclamando otras actitudes, maduras, reflexivas que tengan que ver con el encuentro y no con la oposición basada en ideas y principios confusos o caprichosos. En esto, los diputados del Frente Cívico y Social han interpretado el sentir de buena parte de la sociedad.

  —Y los otros muchachos viven descompasados del tiempo y las circunstancias. Cuando debieron ser oposición no lo fueron y ahora que deben madurar sustentan la rebeldía de la adolescencia política, fogosa, apasionada, pero muchas veces desorientada. Así, tienen un permanente naufragio asegurado. A toda vela desplegada, pero a contraviento.

Candi II

candi@lacapital.com.ar

Comentarios