Edición Impresa
Martes 19 de Febrero de 2008

Charlas en el Café del Bajo - Martes 19

—Leamos dos cartas a propósito de lo que se dijo aquí sobre el Papa y la oración sobre Cristo y los judíos y en donde nosotros dijimos que era una medida inconveniente y que el Santo Padre tal vez estuvo mal asesorado. —Sí, la primera la envía Francisco y dice: "Soy lector casi diario de su columna: me motiva las neuronas cada mañana.

—Leamos dos cartas a propósito de lo que se dijo aquí sobre el Papa y la oración sobre Cristo y los judíos y en donde nosotros dijimos que era una medida inconveniente y que el Santo Padre tal vez estuvo mal asesorado.

—Sí, la primera la envía Francisco y dice: "Soy lector casi diario de su columna: me motiva las neuronas cada mañana. Sin embargo, deseo hacerle un comentario con relación la oración del viernes santo, reformada por Benedicto: me sorprendió cómo el rabino Sergio Bergman defendió al Papa. El Papa Benedicto eliminó las descalificaciones hacia los judíos, contenidas en las oraciones católicas, pero cumple el mandato de Jesús: "Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos" (Mt 28,19-20). No parece que Benedicto estuviera mal asesorado. La intervención de Benedicto, es totalmente razonable. Algo está ocurriendo que cualquier cuestión es buena para descalificar al Papa Ratzinger. Este comete errores como cualquier ser humano, pero estoy comenzando a apreciar que tiene varios quilates que molestan a algunas personas. A judíos y cristianos nos une la fe en el mismo Dios. Jesús dejó un mensaje que podría ser compartido, pero desde hace 2000 años nos separa Cristo: para los cristianos, Jesús es el mesías, no así para los judíos. En este mundo convulsionado, podríamos cultivar todo aquello que nos une, mientras continuamos buscando caminos para resolver las diferencias. Saludos Francisco".

—Bien. Lea la otra.

—"Estimado Candi: una vez más me pongo en contacto con usted para hacerle llegar un comentario sobre el tema tratado hoy. Lejos de generar una polémica, solo quiero dar otro punto de vista. Estoy en un todo de acuerdo que debemos defendernos unos a otros como en una gran familia, de acuerdo también en que muchos religiosos tal vez estén muy arriba de su rebaño. Sin embargo, me permito disentir respecto de la opinión referente a la oración pedida por el Papa. Yo tengo hermanos y muchas veces pido a mi padre cosas para ellos, mi padre siempre me escucha aunque no siempre hace lo que le pido porque a veces me equivoco. Sin embargo, ni él, ni mis hermanos se ofenden por lo que hago porque saben que lo hago pensando que hago un bien. De la misma forma Dios quiere que pidamos unos por otros, aunque es él quien juzga si nuestro pedido es o no correcto y necesario. No me parece que el Papa esté tratando de deshacer un camino que él mismo realizó a la par de Juan Pablo II, sino más bien que está tratando de mejorarlo y es justamente a Dios a quien pide que nos oriente a todos para que podamos encontrar el mejor camino. Sin más solo quiero agradecerle otra vez sus comentarios y alentarlo a seguir con fuerza y sin pausa. Jorge Muñoz".

—Aclaro: coincido en que este Papa, desde que acompañaba a Juan Pablo Segundo, ha hecho mucho por el ecumenismo y el acercamiento con el pueblo judío. Por lo demás, no nos contamos entre quienes lo descalifican, por el contrario. Solo pensamos que la oración en cuestión no contribuye a la unión de católicos y judíos.

Candi II

candi@lacapital.com.ar

Comentarios