Edición Impresa
Lunes 04 de Febrero de 2008

Charlas en el Café del Bajo - Lunes 4

—Antes de pasar al tema de hoy, quisiera recordarles a todos que en el Banco Credicoop de calle Ovidio Lagos al 100 hay una cuenta solidaria con la que se procura reunir fondos destinados a cubrir los costos que demanda un tratamiento de rayos para una joven, Angela, que padece de un tumor cerebral.

—Antes de pasar al tema de hoy, quisiera recordarles a todos que en el Banco Credicoop de calle Ovidio Lagos al 100 hay una cuenta solidaria con la que se procura reunir fondos destinados a cubrir los costos que demanda un tratamiento de rayos para una joven, Angela, que padece de un tumor cerebral. Toda la Facultad de Odontología de Rosario y otras personas están detrás de esta cruzada hermosa. Nos sumamos, súmese usted también y no olvide nunca que el que salva a una vida salva a la humanidad.
—El tema de hoy, señoras y señoras, tiene que ver con un breve mail que mandó Bibiana y que ella titula: “La verdad es la única que prevalece”. El cuerpo del texto es breve, pero para mí inmenso. No lo voy a revelar en su totalidad por cuanto tengo un fuerte compromiso con ciertos principios, pero “te agradezco inmensamente tus palabras Bibiana; me hacen sentir que algunos no estamos tan solos y eso reconforta”. Y de paso digo que esta lectora ha tenido también palabras de reconocimiento para Marcelo Scalona.
—¿Qué es la verdad Candi?
—No hay casualidades en la vida. El título de este mail de Bibiana, que descubro este domingo a la mañana (porque esta columna la escribí ayer) coincide con lo que yo venía pensando anteayer. ¿Y qué pensaba? Recordaba unas palabras que monseñor Mirás, el ex arzobispo de Rosario, me dijo durante una entrevista que le hice y en la que sobre el final hablamos de este mundo dislocado y este cuerpo nacional, algunos de cuyos órganos están seriamente enfermos: “El Señor puede más” exclamó. ¡No me olvidé de sus palabras, monseñor, siempre van conmigo. Y note usted, Inocencio, que estas palabras de Mirás tienen mucho que ver con lo que dice Bibiana. “La verdad es la única que prevalece”. Usted me pregunta cuál es la verdad. Bueno, la verdad es el amor, pero no exento de justicia. Creo que allí radica toda la definición sobre la verdad. Y cuando hablo de justicia no circunscribo la cuestión sólo al orden judicial, sino que lo extiendo al orden de la interrelación humana en todos los aspectos. El ser humano debe ser considerado y bueno para con el prójimo, pero cuando éste no retribuye en la misma medida debe ser reprendido. La reprensión no implica venganza. Todo lo contrario, significa misericordia, porque por la reprensión o el castigo no se busca la extinción del otro, sino su mejoramiento, su elevación. Claro que sobre la verdad hay también otras cuestiones. Por ejemplo: ¿qué es lo verdadero? ¿Qué es lo falso? ¿Cuál prevalece? Y creo que sobre eso gira el pensamiento de Bibiana. Más tarde o más temprano prevalecerá lo verdadero. Pero si los hombres de bien no se comprometen, el imperio de la verdad demorará mucho más en entronarse y esto tendrá un costo muy alto para muchísimos seres humanos. Ya lo estamos viendo. Estamos observando cuántos episodios trágicos está viviendo nuestra sociedad y la persona. Entonces, estimados lectores, es hora de comprometerse. ¿Cómo? Exigiéndole a los líderes argentinos que pongan los pies sobre la tierra en la que habitan y que observen las miradas sufrientes. ¡Qué hagan lo que el pueblo necesita! Mañana sigo con el tema de la verdad y lo verdadero, porque me parece relevante.


Candi II
(candi@lacapital.com.ar)

Comentarios