Edición Impresa
Jueves 31 de Enero de 2008

Charlas en el Café del Bajo - Jueves 31

—Usted recordará, Inocencio, lo que expresó la señora Hebe de Bonafini hace varios días: "Estamos con los compañeros de las Farc, estamos con Hugo Chávez, estamos con nuestro Presidente que fue (sic), estamos con todos los que creen que se puede llegar a reconocer a la paz alrededor de los rehenes, pero a intercambiar".

—Usted recordará, Inocencio, lo que expresó la señora Hebe de Bonafini hace varios días: "Estamos con los compañeros de las Farc, estamos con Hugo Chávez, estamos con nuestro Presidente que fue (sic), estamos con todos los que creen que se puede llegar a reconocer a la paz alrededor de los rehenes, pero a intercambiar".

—¡Ah! ¡Qué señora eh! Fue cuando lo insultó a Uribe tratándolo de "hijo de..." El mismo Uribe que fue apoyado efusivamente por el socialismo europeo y particularmente español en su lucha contra los terroristas de las Farc. Así andamos los argentinos.

—Bueno, ahora la señora copó la Catedral de Buenos Aires por varias horas para exigir al gobierno de esa ciudad un pago de más de dos millones de pesos, todo con el asesoramiento de la ex ministra Felisa Miceli, la chica del "toco" en el baño. Y bueno. ¡Vamos Argentina!

—Ahora le pido que lea esta noticia con relación a la operatoria de los autos de súper lujo traídos vía diplomática, pero de manera trucha, y en las que están involucradas "celebridades" argentinas. Preste atención Inocencio, le toca a un amigo bolivariano: "El juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky revisó una y otra vez los datos en su oficina de los tribunales de Retiro porque no lo podía creer: la Cancillería otorgó una franquicia para importar un Lamborghini Gallardo al ex agregado militar de Venezuela, un mes después de que había cesado en sus funciones. Y el militar consiguió que se lo nacionalizaran en el tiempo récord de tres meses".

—¡Ah bueeeeno! ¿¡Nada menos que un Lamborghini!?

—Y bueno, si pasó una valija, ¿por qué no puede pasar un bólido de estos con algunas ventajitas?

—Bueno, evidentemente mucha gente, muchos argentinos, apoyan este tipo de medidas benéficas. De otro modo no se entiende bien cómo nuestros gobernantes de antes y de ahora son nuestros gobernantes. Pero escuche, escuche: "Con el auxilio de inspectores de la Aduana, Aguinsky (el juez) descubrió que el Lamborghini Gallardo valuado hoy en más de 200 mil dólares por ser un modelo 2004 (el cero kilómetro cuesta 262 mil dólares sin contar el 58 por ciento de impuestos) ingresó al país por el puerto de Zárate el 25 de abril de 2007". Y añade la noticia: "El juez pegó un salto al leer en la auditoría de la Cancillería que el coronel Orán Jesús Primera Petit había cesado en sus funciones el 31 de marzo de ese año, es decir hacía casi un mes que había perdido el status diplomático que le da derecho a gozar esa franquicia de importación de autos libre de impuestos".

—¡Maravilloso! Ahora pregunto: ¿Los progresistas bolivarianos andan en Lamborghini? ¡Jua, jua!

—Bueno, Inocencio, se ve que algunos muchachos bolivarianos son verdaderamente progresistas ¿No es todo un progreso andar en un Lamborghini? Y no nos asombremos de los progresistas aquellos, que aquí nosotros tenemos algunos que "parlan" mucho pero...

Candi II

candi@lacapital.com.ar

Comentarios