Edición Impresa
Viernes 08 de Octubre de 2010

Charlas de Candi - Viernes 8

—¿Que las causas de la delincuencia son la pobreza, la exclusión social? ¡Pero claro! ¿Que otra de las causas es el narcotráfico? ¡Por supuesto! Nadie niega estas verdades. Pero si a esto le sumamos la impunidad confundida con garantía, se produce una situación preocupante, como la que padecemos los argentinos.

—¿Que las causas de la delincuencia son la pobreza, la exclusión social? ¡Pero claro! ¿Que otra de las causas es el narcotráfico? ¡Por supuesto! Nadie niega estas verdades. Pero si a esto le sumamos la impunidad confundida con garantía, se produce una situación preocupante, como la que padecemos los argentinos.

—Los argentinos, paladines de la libertad y los derechos.

—Yo creo que todo ser humano tiene derechos y garantías y desde luego aquel que incluso delinque, pero los derechos y las garantías de los delincuentes no pueden prevalecer sobre los derechos y garantías de los seres humanos honestos que conforman la mayoría de la sociedad. Y en muchos casos en este país sucede eso: se pone énfasis en la defensa de los maleantes, pero el ciudadano común está desprotegido Vuelvo a repetirlo, y no me importa quién se moleste, ciertos dirigentes políticos, jueces, funcionarios de la justicia, pensadores de esta “new age filosófica”, dan lugar a esta cultura que almuerza heridos y cena muertos.

—¡Epa!

—Voy a reproducir dos breves párrafos de dos noticias publicadas en las últimas horas. El primer texto está referido al caso Apablaza y dice: “El Ejecutivo de Chile presentó esta noche una nota de queja formal por la decisión del gobierno de dar refugio al ex guerrillero Sergio Galvarino Apablaza, acusado en su país por el asesinato, en 1991 y ya en democracia, de un senador que había sido colaborador del dictador Augusto Pinochet y por el secuestro de un empresario”. Le pido al lector que se detenga aquí y vuelva a leer el párrafo de la noticia.

—Acusado de asesinato de un senador en plena democracia y nuestro país no lo extradita. Bueno, parece que la mujer de Apablaza trabaja para el gobierno argentino.

—Antes de proseguir, quiero señalar que estoy de acuerdo con algunas medidas adoptadas por este gobierno. No soy de aquellos que se rigen por el corazón, la pasión o de los que hacen oposición cerrada y absurda porque el de enfrente es de otra idea o creencia, pero en muchas cuestiones estoy en total desacuerdo con este gobierno kirchnerista.

—¿Y el párrafo de la otra noticia?

—Ayer algunos diarios nacionales publicaron esto: “El martes 28 de septiembre, la policía española reportó la detención de siete personas vinculadas a Askapena, una agrupación asociada con ETA, la organización terrorista vasca, acusados por el delito integración en banda armada. Entre ellos, su líder, Walter Wendelin, un militante que apenas tres días antes (el 25 de septiembre) había estado en Buenos Aires. En nuestro país, el sospechoso tenía sendos contactos con la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini y hasta llegó a dar clases en la Universidad popular que tiene su asociación…”.

—No son necesarios más comentarios, ¿verdad?

—Yo creo que no. El mundo, incluso el mundo progresista serio, está preocupado por el terrorismo. Nosotros, o mejor dicho algunos de nosotros, los defendemos o hacemos la vista gorda. Entonces, mi estimado lector, ¡¿qué podemos esperar a la hora de poner orden en cuanto a inseguridad y delincuencia común?!

candi2050@gmail.com

Comentarios