Edición Impresa
Miércoles 05 de Enero de 2011

Charlas de Candi - Miércoles 5

—Una amiga me ha reenviado un mail en el que el autor del texto, un vecino de Rosario, narra un suceso que debió vivir el día 2 de enero. Puntualmente esta persona fue testigo de un incendio en la zona de La Florida y cuestiona que en el lugar haya un cuartel de bomberos que está “solamente de vista”.

—Una amiga me ha reenviado un mail en el que el autor del texto, un vecino de Rosario, narra un suceso que debió vivir el día 2 de enero. Puntualmente esta persona fue testigo de un incendio en la zona de La Florida y cuestiona que en el lugar haya un cuartel de bomberos que está “solamente de vista”.

—El autor del mensaje cuenta que el domingo pasado se produjo un incendio en el complejo deportivo ubicado en bulevar Rondeau al 2900; “a sólo dos cuadras se encuentra el Cuartel de Bomberos Zapadores Zona Norte. Sin embargo –dice- como desde hace meses su autobomba no funciona, dicho cuartel oficia de intermediario telefónico para llamar al destacamento central de la calle Rioja. Por eso, cuando llegó la unidad desde allí un sector del complejo estaba totalmente quemado”.

—¡Ah, bueno!

—Sigue diciendo el autor del mail que me han reenviado: “El lugar se hallaba cerrado y no hubo que lamentar víctimas; pero alguna vez podría suceder una desgracia por la incongruencia de tener un cuartel en la zona que, por desconocimiento o insensibilidad del gobierno provincial (y no me refiero exclusivamente al del doctor Binner), está condenado a ser en el paisaje urbano del barrio, una figura decorativa que alberga una guardia mínima para retransmitir llamadas de urgencia”.

—Años y sucesivos gobiernos que se han olvidado de ciertas cuestiones que son básicas. La seguridad es una de ellas.

—Luego el vecino habla de obras prioritarias, de la necesidad de equipar correctamente a la policía y a los bomberos y de destinar presupuestos para ello.

—Y tiene razón.

—La óptica del lector es la correcta. Sin embargo, debemos decir que desde hace mucho tiempo, y varios gobiernos, que el tema seguridad no merece la atención que requiere y que demanda la sociedad. Y quiero decir que los bomberos y el servicio que prestan forman parte de la seguridad. Quisiera saber cuántas autobombas hay en buen funcionamiento, cuáles son los materiales necesarios e indispensables del que disponen los bomberos para realizar sus tareas. En fin…

—Destaca el vecino, por otra parte, el trabajo y abnegación de estos agentes.

—Por fortuna, me parece a mí que se producen pocos incendios en esta ciudad, de otro modo la situación sería preocupante.

—Durante el gobierno de Obeid, y cuando se produjo el traslado de la Jefatura de Policía, recuerdo que expresé la necesidad de descentralizar a esa fuerza, de poner en funcionamiento estaciones de policías regionales en la ciudad. Con los bomberos habría que hacer lo mismo: estaciones de bomberos y defensa civil en diversos distritos, bien equipadas, de manera de llegar prontamente a la zona del siniestro. Pero…

—Pero ocurren cosas como las que cuenta este vecino.

—Rosario crece a paso acelerado y no está exenta (ojalá que nunca suceda) de algún siniestro de importancia. ¿Cómo siempre habrá que esperar que ocurra lo no deseado para actuar? Me parece que hay que terminar con esta costumbre de hacer política consistente en primero lo lindo, lo que se ve, y después lo que es prioridad.

candi2050@gmail.com

Comentarios