Edición Impresa
Martes 31 de Agosto de 2010

Charlas de Candi - Martes 31

 —Tengo un anuncio importante para hacer. Como todos los años, mañana, a las 18.30 horas, la Liga de Madres de Familia hará entrega de las famosas estatuillas “Santa Clara de Asís” a aquellas personas que se han destacado por su trayectoria, por su compromiso en favor del ser humano.

—Tengo un anuncio importante para hacer. Como todos los años, mañana, a las 18.30 horas, la Liga de Madres de Familia hará entrega de las famosas estatuillas “Santa Clara de Asís” a aquellas personas que se han destacado por su trayectoria, por su compromiso en favor del ser humano. Este año la ceremonia en Rosario se realizará en el salón de Acción Católica Argentina, Avenida del Huerto 1321 segundo piso. La institución ha distinguido en esta oportunidad al médico y profesor Rafael Pineda, prestigioso médico de nuestra ciudad. Es de destacar que fue elegido por unanimidad y absoluta aprobación del jurado de la comisión nacional, integrado por los doctores Julio Cesar Lavaké, Fernando Cuevillas y los licenciados, Marta Noce, Carmen Sicardi De Graque, Nelson Policeli, entre otros. Reitero entonces, mañana, 18.30 horas, en el salón de la ACA, Avenida del Huerto 1321, segundo piso, se entrega el Santa Clara de Asís al doctor Rafael Pineda.

—Bien, ¿qué dirá ahora?

—Lo que digo corre por mi exclusiva cuenta.Yo admiro a los seres humanos que se mantienen firmes ante el embate que deben soportar sus convicciones. He tenido la oportunidad de hablar una vez con el doctor Pineda, amante del cine, hasta donde sé. El doctor Pineda es anti abortista y médico objetor de conciencia. Para que quede más claro, es jefe de Ginecología del Hospital de Emergencias municipal y dijo ante la legalización del aborto: “soy objetor respecto del aborto, de la esterilización y del uso de aquellos anticonceptivos hormonales o de emergencia que puedan provocar un aborto”. Pineda es un destacado médico rosarino que siempre se opondrá a terminar con una vida, esté ella en el vientre materno o fuera de él. Por la valentía que tuvo en mantenerse firme en la defensa de su principio y de la vida, es de estricta justicia que se le conceda este reconocimiento, el Santa Clara de Asís. Sin embargo, y ante su postura, el Concejo Municipal de Rosario sacó una declaración mostrando su preocupación. Con todo respeto por los concejales, yo me preocuparía más por otras cosas que por los dichos y principios de un profesional que no negocia sus principios. Me preocuparía por tanto ser humano sometido a todo tipo de humillaciones cada día y de los cuales pocos se acuerdan.

—Humillados de diversos modos, sí es cierto.

—Humillados los indigentes, los pobres, la clase media y los ricos. Porque en este país y en esta cudad, no son muchos los que se salvan de la humillación que perpetra el mal, de una y otra naturaleza. Hambre, desamparo, pésima asistencia sanitaria, robos, salarios indignos, desocupación y mendrugos arrojados a la turba a los que se le llama “asistencia social”. Todavía, amigos, no salgo de mi asombro y no sé si creerlo o no, pero a mí la provincia me cobró un tributo por estar enfermo e internado. Bueno ¿no lo creen? Tengo el sello ante mi vista, pero la verdad es que aún me cuesta creerlo.

—¿De esas cosas habría que preocuparse verdad?

—Yo me preocuparía de los sanatorios estatales que están en mal estado, o de las faltantes de medicamentos e insumos en ellos, falencias que se emparchan cuando algún periodista interesado en el prójimo descubre la realidad y la hace noticia. De esas cosas sí me preocuparía, y muchísimo. —Yo soy testigo de médicos de hospitales del Estado llorando porque no le pueden hacer análisis a chicos enfermos de cáncer por falta de reactivos. De esto sí me preocuparía, no dormiría, iría hasta el fin del mundo con tal de solucionar el problema que pueda causar una muerte.

—Felicitaciones al doctor Rafael Pineda por la distinción y por ser fiel a sus ideas.

candi2050@gmail.com

Comentarios