Edición Impresa
Martes 22 de Febrero de 2011

Charlas de Candi - Martes 22

—Quiero decir que, en mi opinión, lo más serio, en materia de precandidaturas a intendentes de la ciudad de Rosario, es la figura del abogado rosarino Arturo Araujo, ex presidente del Colegio de Abogados de Rosario, integrante de algunas ONG y gran defensor de los derechos de los vecinos.

—Quiero decir que, en mi opinión, lo más serio, en materia de precandidaturas a intendentes de la ciudad de Rosario, es la figura del abogado rosarino Arturo Araujo, ex presidente del Colegio de Abogados de Rosario, integrante de algunas ONG y gran defensor de los derechos de los vecinos.

—Si es que alguna trapisonda, pergeñada por la conocida corporación, no le pone palos en la rueda. Conste que estamos escribiendo esta columna el lunes al mediodía y que todavía faltan horas para el cierre de presentación de listas.

—Así es. Y hasta este momento, el precandidato a gobernador Omar Perotti habría debutado cometiendo el tremendo error de no incorporar a Araujo a sus filas. Pero todo puede cambiar todavía. Sin embargo, sería un gran error de Perotti el desperdiciar a un valor como el abogado rosarino. Pero, tal como están las cosas en el mundillo político, Inocencio, creo que lo mejor para Araujo es ir solo, con lista propia.

—Precisamente, con muy buen criterio, un grupo numeroso de personas que acompañan al abogado habrían determinado presentar una lista distrital independiente: intendente y concejales. Y encabezaría la lista de concejales un joven de lujo, profesional, Nicolás Mayoraz.

—Araujo se ha preocupado mucho durante su presidencia en el Colegio de Abogados por el tremendo auge del delito; ha denunciado públicamente y con coraje los disparates cometidos en el Poder Judicial; se ha ocupado directamente de brindar protección a los jóvenes en las noches de los fines de semana y es un defensor sin cortapisas de los derechos, muy especialmente, de los pobres y de la clase media apabullada por tantas injusticias sociales. Un hombre honesto, intachable, inteligente, muy formado, y acompañado por un grupo de personas de primer nivel e independientes.

—Ahora, Candi, ¡qué desbarajuste en el peronismo!

—Lamentable. Lo de algunos peronistas es lisa y llanamente lamentable. Alianzas inesperadas y patéticas; traiciones al momento de la confección de las listas… En fin, más de lo mismo. ¡Pobre Perón! ¡Y qué será dentro de unas horas! Porque reiteramos que esta columna la escribimos pasado el mediodía.

—¡Uf! Pueden pasar muchas cosas. Lo que no creo que pase, eso sí, es que cierta parte importante de la corporación política se ocupe de las necesidades de los ciudadanos. No arman las listas pensando en lo que es mejor para el ser humano santafesino, sino en lo que es mejor para “ellos”.

—Por eso no hay que obnubilarse con el color de la bandera política. Lo hemos dicho muchas veces: las buenas y malas personas están en todas partes y hay que elegir a las buenas, estén donde estén. De paso: patético lo de Del Sel, que trató a seres humanos despectivamente de “negritos”. ¡Qué mal empezó!

candi2050@gmail.com

Comentarios