Edición Impresa
Lunes 28 de Marzo de 2011

Charlas de Candi - Lunes 28

—Sabemos que el actual presidente de Uruguay, Mujica, perteneció a sectores políticos radicales, fue detenido y torturado por la dictadura militar del vecino país. Pero también sabemos que Mujica es, además de un estadista, un buen hombre, un grande que se hace más grande cada por sus actos inteligentes y su humildad de corazón, además de por su cero nivel de rencor y resentimiento.

—Sabemos que el actual presidente de Uruguay, Mujica, perteneció a sectores políticos radicales, fue detenido y torturado por la dictadura militar del vecino país. Pero también sabemos que Mujica es, además de un estadista, un buen hombre, un grande que se hace más grande cada por sus actos inteligentes y su humildad de corazón, además de por su cero nivel de rencor y resentimiento.

—Igual que acá.

—Esta noticia que voy a reproducir, muchos la habrán leído, pero la reitero porque contiene un mensaje importante: “El Senador uruguayo por el Frente Amplio Ernesto Agassi dialogó con Radio 10 acerca de la entrevista que el presidente Mujica mantuvo con el General Miguel Dalmao, condenado por delitos de lesa humanidad durante la dictadura en el país vecino. Mujica visitó a Dalmao en el hospital donde se le practicó una angioplastía a causa de una afección coronaria, gesto que -aunque inesperado para la mayoría- fue visto por políticos y miembros de las Fuerzas Armadas como un “gesto político” tendiente a reforzar la convivencia.

—Igual que acá; lo vuelvo a expresar.

—“Ernesto Agassi explicó que en Uruguay, país que cuenta con una Ley de Impunidad que “en menos de un mes quedará sin efecto”, el general Dalmao es el primer general detenido por la justicia. Y “técnicamente, Mujica es el jefe de él”. Según expresó Agassi, Dalmao “está procesado, pero no condenado aún” y “en un sistema jurídico somos todos inocentes hasta que se demuestre lo contrario”. Se añade: “El gesto de Mujica, quien se entrevistó durante 40 minutos con el general, según el senador responde a “sus sentimientos particulares. Mujica lo tiene en su ADN, vive pensando que este pequeño país tiene que construír un proyecto en el mundo globalizado, y que eso no se puede hacer unos contra otros”, sostuvo Agassi. Y añadió que “es su manera de razonar las cosas. Además es una persona buena”.

—Vale repetir lo que dijo este senador de Mujica: “vive pensando que este pequeño país tiene que construír un proyecto en el mundo globalizado, y que eso no se puede hacer unos contra otros”.

—Y la noticia termina diciendo: “El senador recordó que Mujica, quien fue preso y torturado en tiempos de dictadura, “siente con mucha más fuerza lo que hay que hacer para adelante que mirar para atrás. Él parece olvidar las cosas que le pasaron en función de la nación (…) No hizo un gran operativo de prensa, él es un hombre muy humilde en ese sentido. Y esto cayó muy bien entre las Fuerzas Armadas”.

—¿Su opinión?

—Una cosa es la justicia, otra cosa es el resentimiento absurdo. Una cosa es no olvidar, otra quedarse en el pasado y mirar el presente como si fuera el pretérito. Una cosa son ciertos hombres, otra las instituciones. Lo de Mujica, y no sólo esta acción, es un ejemplo a imitar. Digo: ¡qué falta hacen políticos argentinos de la talla de Mujica!

candi2050@gmail.com

Comentarios