Edición Impresa
Lunes 20 de Diciembre de 2010

Charlas de Candi - Lunes 20

 —Los vecinos de Balcarce y Rivadavia dicen que están hartos. Y sobre todo hartos de que nadie preste atención a sus reclamos por el humo que proviene de las parrillas de la zona.

—Los vecinos de Balcarce y Rivadavia dicen que están hartos. Y sobre todo hartos de que nadie preste atención a sus reclamos por el humo que proviene de las parrillas de la zona. No es la primera vez que me escriben, pero que también escriben a la Municipalidad sin que, hasta el momento, le den una solución al problema que parece existir en el lugar. Es entendible que no quieran vivir con las ventanas cerradas, puesto que de permanecer abiertas el humo y el olor a asado los invade. Un amigo, días pasados, me ha escrito diciéndome que en el marco de un calor insoportable, siendo las 22.15, e indignado mandó “otra” nota de reclamo a la web de la Municipalidad.

—Es dura la nota, la leí. Y el que paga los platos rotos, porque el funcionario pertinente al parecer no actúa, es el intendente.

—Y la nota es dura porque es fruto de la bronca por el calor, el humo, el encierro y porque el tema no se resuelve. En una de sus partes la queja del vecino dirigida al intendente dice: “El humo asfixiante que emanan las chimeneas de la parrilla de Rivadavia y Balcarce hace que, con una térmica altísima, nos veamos obligados a mantener cerradas las ventanas. Lo patético es que esta no es mi primera queja. Usted y los burócratas encargados de garantizar los derechos de los ciudadanos de la ciudad, como mi familia y las de mis vecinos, no cumplen con las obligaciónes de “Primer Mandatario” y de “funcionarios públicos”. Jamás pensé en verme tan “ninguneado” por su administración” Añade luego en la nota al intendente: “Su compromiso es con nosotros, los rosarinos. Me duele ver esta horrible realidad diaria que se diferencia mucho de la declamada por usted y su entorno. Le agradecería que pueda solucionar, rapidamente, este “tan difícil problema” que por lo que veo, no sabe, no puede, o no quiere solucionar”.

—Duro, duro.

—Pero pregunto: ¿El funcionario responsable del área no puede hacer lo que corresponde y dar solución a un asunto que debe ser muy fácil de resolver? Comprendo que el intendente no puede, ni debe, ocuparse del humo que sale de las chimeneas, de poner tales cosas en orden para que los vecinos no sufran las consecuencias, pero la persona responsable del área debe abocarse a la cuestión porque, de otro modo, el que queda mal es el titular del Departamento Ejecutivo. Y si el funcionario no puede resolver tal problema por la razón que sea, creo que el intendente debería decirle gracias por los servicios prestados, eso sí.

—Y si no, hay que decirle a los vecinos que se hagan “ocupas” hasta que les “den” aire libre de humo. Que ocupen el predio de enfrente, que ocupen la calle, lo que sea. Dicen que el que no llora no mama, pero aquí además de llorar hay que ocupar para que algunos funcionarios resuelvan las cosas.

—Sé que lo suyo es una ironía, pero no dé esas ideas Inocencio. Aguardemos que en buenos términos y “prontamente” se solucione el problema.

candi2050@gmail.com

Comentarios