Edición Impresa
Jueves 14 de Abril de 2011

Charlas de Candi - Jueves 14

 —Decía Cicerón que la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio. Y si por algo padecen muchos seres humanos de nuestros días, es por la mentira de algunos y el silencio de otros.

—Decía Cicerón que la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio. Y si por algo padecen muchos seres humanos de nuestros días, es por la mentira de algunos y el silencio de otros. Podría expresar, también, que si tantos niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad están condenados a la preocupación, la angustia, la dificultad para vivir, es por la acción insensata de unos y la indiferencia de otros.

—Antes de que prosiga, estimado Candi, quiero informar que “Charlas de Candi” ahora están en Facebook y Twitter y que los amigos de www.serysociedad.com.ar publican todos los días estas charlas, por lo que estamos agradecidos.

—Bien, antes de reproducir la carta que me envió el doctor Arturo Araujo, ex presidente del Colegio de Abogados y hoy candidato a intendente de la ciudad de Rosario, quiero decir que mañana, a las 20.30, en el salón de actos del Colegio San José, Presidente Roca 150, se presentará la obra teatral “Mi Cristo Roto” dirigida por Roberto Mao. El espectáculo está organizado por la Liga de Madres de Familia y las reservas pueden realizarse llamando a los teléfonos 4409030, 4818031, 4305346 y 4384793.

—Dice Arturo Araujo: “Estimado Candi: Este diario informó que el homicida del joven abogado Guillermo Feil, fue condenado a prisión perpetua. El fallo no repara la pérdida, no consuela a los padres, ni atempera la bronca de todo el foro. Pero da la impresión de que todos cumplimos con nuestro deber: el Colegio de exigir justicia, presionando pacíficamente, la policía investigando, el Juez fallando y el defensor garantizando el derecho de defensa. Y este es el mejor homenaje y recordación que podíamos brindar a este joven, valiente y corajudo y a su contrita familia. Todo lo que dije en el hall de Tribunales hace tres años en materia de inseguridad, impunidad e incuria, fue superado largamente en este tiempo, con el agravante desdeñoso de autoridades locales y nacionales que calificaron a la inseguridad generalizada como una mera “sensación” de la población. Todos los nombrados cumplieron con su deber y los ciudadanos estamos agradecidos. Arturo Ignacio Araujo, abogado”.

—Recuerdo muy bien las palabras de Araujo cuando era presidente del Colegio de Abogados ante el asesinato de este joven; sé de su preocupación desde hace años por la inseguridad y del silencioso trabajo que ha realizado en ese aspecto y sigue realizando. Me permito decir que, lamentablemente, si bien los nombrados han cumplido con su deber, como bien dice Araujo, hay quienes por inacción o acción insuficiente siguen incumpliendo con el deber de proteger a la población. Hay otros que por omisión son tan responsables como los primeros y, en ese aspecto, reitero el pensamiento del filósofo: la verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio. Quiero reiterar un pensamiento muy personal: hay inseguridad porque hay desorden de todo tipo permitido en ocasiones por las autoridades constituidas, y hasta fomentado a veces (con frecuencia) mediante disparatadas divisiones políticas y otras acciones desdeñables. Alarma la incapacidad de ciertos gobernantes, el velo ideológico de otros y la mezquindad mentirosa de alguna oposición (y hablo de los Estados nacional, provincial y municipal). Este cóctel nefasto determina la aflicción del ciudadano común, que termina siendo históricamente víctima de un estado de cosas preocupante. En materia de inseguridad, hay graves falencias en casi todos los niveles de la función pública y del poder político. Y no están exentos de la responsabilidad, opino, muchos jueces y policías.

candi2050@gmail.com

Comentarios