la_region
Viernes 17 de Junio de 2016

Chabás: una chica recibió una brutal golpiza por otras cuatro adolescentes

Las agresoras usaron, según la denuncia, hasta un palo de hockey para golpearla. El motivo serían simples celos

Una menor de 16 años fue atacada y golpeada en Chabás por un grupo de chicas de casi la misma edad que la interceptaron mientras circulaba con su bicicleta en compañía de dos amigas sobre la traza urbana de la ruta nacional Nº 33, a sólo media cuadra de la comisaría local.

El violento episodio podría haber terminado en una tragedia si no fuera porque la víctima alcanzó a escapar mientras era agredida y llegar a la policía, que no tardó en trasladarla al Samco de Chabás para su atención. Allí constataron que estaba mareada y presentaba politraumatismo, por lo que fue derivada a Casilda para un estudio que permitió descartar lesiones óseas, aunque aún no pudo recuperarse del estrés emocional que le produjo la traumática experiencia, además de tener frecuentes síntomas de adormecimiento en parte de su cara y continuar con mareos.

El caso se produjo el 8 de junio, a las 17, pero tomó estado público tras denunciado anteayer en el Juzgado de Menores de Casilda, a cargo de la Cristina Pecoraro. Allí, la adolescente, acompañada de su madre, relató lo sucedido y, tras advertir que siente "miedo", pidió que se tomen medidas.

Rocío D. aseguró que fue atacada por cuatro quinceañeras, dos de las cuales residen en Chabás y las restantes, que también conocía de practicar actividades deportivas, en la vecina localidad de Villada.

Al igual que ella y sus amigas, la joven manifestó que la presuntas agresoras también venían circulando en bicicleta por la ruta 33 cuando luego de insultarla y gritarle "vení que no te vas a salvar", fueron a su encuentro hasta alcanzarla para propinarle la paliza que al parecer fue por cuestiones de celos, ya que la víctima habría sido novia del joven que actualmente sale con una de las chicas atacantes.

Con un palo de hockey. La menor aseguró que al ser hostigada a parar su marcha siguió para "evitar un problema", pero a los pocos metros una de sus perseguidoras le cruzó la bicicleta y al lograr detenerla la tomó del cabello y a golpes de puño hasta hacerla caer encima suyo y posibilitar que se sumara a la gresca otra chica que no dudó en pegarle patadas y golpearla con un palo de hockey en la cabeza y las costillas.

Mientras ello sucedía, sus amigas se vieron impedidas de ayudarla al ser retenidas por las otras dos menores del grupo agresor, pero igual se las ingenió para levantarse del suelo, aunque sin imaginar que la situación de violencia recrudecería en segundos cuando la primera de sus atacantes tomó el palo de hockey y comenzó a castigarla con más ferocidad en distintas partes del cuerpo hasta que la misma chica que se lo había dado pudo sacárselo, por lo que Rocío salió corriendo.

Sin embargo, a los pocos metros fue atrapada por una de las agresoras, que volvió a pegarle contra una pared hasta ser separadas por una vecina aunque sin poder luego impedir que el grupo de atacantes comenzara a arrojar piedras para reiniciar la embestida de la que finalmente logró huir hasta llegar a la comisaria en busca de auxilio.

Mediación. En la denuncia, la menor aseguró que una de sus atacantes, identificada como Ludmila O., la había amenazado tiempo antes a través de whatsapp de que iba a "pegarle un tiro" si no se alejaba de su novio. Su acusación la acreditó a través de la captura en su celular de mensajes donde se le advierte, entre otros consideraciones, que iba "a sufrir".

El abogado patrocinante, Gabriel Beti, indicó que "la nena planteó que tiene miedo y quiere que se tomen medidas para impedir el acercamiento de sus agresoras, por lo que manifestó no tener inconveniente de que se realice una mediación en el marco judicial". En tal sentido, el profesional planteó su opinión al sostener que "es una buena opción para remediar el lamentable suceso ya que los menores no son punibles".

Comentarios