Ovación
Jueves 26 de Mayo de 2016

Central y un plantel con contratos controlados

Siga o no Coudet, la dirigencia deberá trabajar en el armado del nuevo equipo con la ventaja de que todos los jugadores, a excepción de Delgado, tienen vínculo por un tiempo más con el club.

Sea con Eduardo Coudet u otro entrenador, Rosario Central deberá rearmar el equipo para afrontar la próxima temporada, aunque en ese sentido cuenta con un detalle, y no menos importante, a favor: que todos los jugadores tienen contrato vigente y que salvo alguna venta seguirán en la institución. Los únicos futbolistas a los que se les vence el contrato el próximo 30 de junio son César Delgado, con quien la dirigencia deberá sentarse a charlar para ver si se establece un nuevo vínculo, y Jeremías Ledesma (tercer arquero). Se deja de lado la situación de Franco Cervi, quien en Córdoba jugó el último partido con la camiseta canalla ya que viajará a Portugal para incorporarse a Benfica.

Desde ese punto de vista la dirigencia tiene la tranquilidad de que la base del equipo que acaba de competir tiene la continuidad asegurada. Después, si en los próximos días aparecen ofrecimientos por algún futbolista, habrá charlas y, por supuesto, una determinación clara si vender o no. Y más allá de la opaca imagen que dejó el equipo en el torneo local, por lo hecho en Copa Libertadores es probable que lleguen ofrecimientos.

Hay jugadores a los que recién en diciembre se les vence el contrato. Son los casos de Sebastián Sosa, Pablo Alvarez, Gustavo Colman y Gastón Gil Romero, que fueron los que firmaron a préstamo en el último libro de pases. También Jonás Aguirre, Mauro Cetto, Esteban Burgos y Rodrigo Battagia llegaron por la misma vía pero tienen hasta junio del año próximo.

En lo que hace a los jugadores surgidos de las divisiones inferiores, en su mayoría el año pasado firmaron la extensión del contratos, por lo que el club está cubierto en ese sentido. En ese grupo figuran, entre otros, Manuel García, Víctor Salazar, Walter Montoya y Giovani Lo Celso. Por algunos de ellos seguramente llegará algún ofrecimiento.

   Después están los casos de los más experimentados, a los que el club les hizo contratos largos. Javier Pinola se encuentra en una situación particular ya que sufrió una fractura de tibia que le demandará varios meses de recuperación. Más allá de eso, al defensor se le hizo un nuevo contrato en diciembre del año pasado por dos años y medio, es decir hasta junio de 2018. Hasta esa fecha también dura el vínculo de Central con Damián Musto, por quien se hizo uso de la opción del 50 por ciento del pase, que pertenecía a Olimpo.

   En una situación similar está Marcelo Larrondo. En este caso las partes nunca retocaron lo firmado a mediados de 2015, pero de igual forma el atacante tiene un año más en el Canalla.

   Ni hablar de lo que concierne a Marco Ruben. Es que el capitán y goleador tiene dos años y medio más de contrato por delante, luego de que desde Arroyito le comprara el pase a Dinamo de Kiev.

   Es un razonamiento más que lógico pensar que en los próximos días llegarán ofertas por varios de ellos. De hecho el pase de Lo Celso a Paris Saint Germain está prácticamente sellado, aunque está la posibilidad de que se quede hasta diciembre. Así, más allá de los casos en los que pueda aparecer algún club con la intención de afrontar una cláusula de rescisión (cada contrato tiene la suya), la dirigencia tiene la tranquilidad de ofrecerle a Coudet o a quien sea un equipo ya armado, al que seguramente también le hará falta la llegada de refuerzos. w

Comentarios