Ovación
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Central, un proyecto que depende de si entra o no en la Copa

Con Central dentro de la Libertadores la estructura del próximo semestre sería una y fuera de la Copa, otra. Por eso el deseo de ganar la Copa Argentina, pero podría clasificar siendo finalista

Con Central dentro de la Libertadores la estructura del próximo semestre sería una y fuera de la Copa, otra. Por eso el deseo de ganar la Copa Argentina, pero podría clasificar siendo finalista

Lo que se jugará Central en apenas unos días en Copa Argentina no es poco. Es que de acuerdo a la suerte que corra el equipo canalla en esa competencia dependerá en gran parte los lineamientos del futuro inmediato. Porque habrá decisiones que deberán aparecer en caso de que se logre la clasificación a la Copa Libertadores y otras en caso de que no se obtenga ese objetivo. En esto se incluye la continuidad o no del cuerpo técnico (en este punto en especial pasa más por la decisión que tome el propio Coudet, cualquiera sea el resultado) hasta el armado del futuro plantel. De allí la importancia que adquiere el partido por semifinales contra Belgrano y una hipotética final, amén de que el pasaporte al certamen continental podría sellarse sólo superando al Pirata. En concreto, con Copa habrá un proyecto, sin ella, otro muy distinto.

Aquí vale una aclaración: San Lorenzo ya tiene un lugar en la Copa Libertadores, por lo que de llegar a la final de la Copa Argentina (el próximo jueves juega por cuartos ante Gimnasia y Esgrima La Plata), tanto Central como Belgrano lograrían el pasaje por el sólo hecho de ser finalista. Es que la Copa Argentina otorga sí o sí un plaza. No obstante, hay ciertos recaudos que se están tomando en ese sentido y en Arroyito no son pocos los que están con las antenas paradas, a la espera de cualquier maniobra extraña que pudiera aparecer para cambiar algo de lo que ya está establecido.

De igual forma, en condiciones normales, Central ganaría esa chance coronándose campeón. Por eso se torna muy entendible que todos los cañones se apunten a esos 180 minutos que hay por delante.

Está claro que la gran ambición hoy en Central pasa por la posibilidad de lograr un título. Si eso ocurre, lo demás se tomará como un premio extra, pero podría ser un premio para nada menor. Y a partir del cual se caería en la obligación de montar nuevamente una estructura futbolística fuerte para hacerle frente a semejante desafío.

Nadie quiere apuntar la mira mucho más allá del partido con Belgrano y ni siquiera más allá de una hipotética final. De igual forma hay quienes sostienen que lo que se logre ahora tendrá implicancia con aquello a lo que por el momento prefieren no prestarle demasiada atención.

Así, con un Central clasificado a la Libertadores, estará la necesidad de potenciar el plantel. De lo contrario hasta hay futbolistas con los que se podrían charlar para acordar una salida, ya sea de manera definitiva o a préstamo, lo que sería un paso normal en este tipo de circunstancias y en los tiempos que corren. Sin ir más lejos, se sabe que aparecieron algunos llamados, a modo de sondeos, por algunos jugadores canallas (ver aparte).

Claro que si se presenta el escenario para que algo de eso ocurra, todo dependerá de lo que decida Coudet en relación a los nombres que quiera mantener, siempre y cuando el Chacho continúe. Porque de eso también depende en gran parte el futuro. El DT había dejado claro cuál era su posición si no pasaba Boca, pero ese paso se logró y de aquí en más todo puede cambiar. Y si su idea es analizar de nuevo la situación pero continuar, difícilmente encuentre alguna resistencia por parte de los dirigentes.

En todo este marco, vaya si tiene importancia lo que pueda generar el equipo en "el" o "los" partidos que tiene por delante en Copa Argentina. Es que con una remontada importante en el torneo local quizá alcance para ubicarse entre los mejores cinco y de esa forma clasificar a la Libertadores 2018 (también estará en juego el pasaje a la Sudamericana, del sexto al décimo), pero lo que importa ahora es lo inmediato. Eso es lo que traerá aparejadas unas cuantas decisiones.

Nombres que están siguiendo

En Central, por el momento nadie habla de futuros contratos, muchos menos de contrataciones ni rescisiones. Lo que no pueden evitar los dirigentes es que lleguen sondeos por distintos futbolistas. Y algo ya hubo. Hay un conocimiento acabado de que Walter Montoya es uno de los jugadores que está siendo seguido por distintos clubes. Se habla del mercado mexicano, pero básicamente del europeo. "A Central nadie llamó", coincidieron todas las voces consultadas. Por quien sí hubo algo más formal fue por Teo Gutiérrez. No una oferta, pero sí averiguaciones de parte de un club de Emiratos Arabes, que por medio de un emisario francés llamaron a Central para consultar por las condiciones contractuales del colombiano. La respuesta entregada fue que recién a fin de año podrían entregarles un panorama más claro, pero que el delantero tiene contrato hasta junio del próximo año.

La Copa sería el 30 en Formosa

Hasta ayer en Central no tenían confirmación de la fecha y sede para el partido ante Belgrano por la semifinal de la Copa Argentina, pero la información que manejaban era que el encuentro se jugará el miércoles 30 en Formosa, contrariamente a lo que se especulaba (el 23 en San Juan).

De confirmarse esta variable, que se manejaba ayer en la sede de calle Mitre, será una buena noticia para Eduardo Coudet, quien les solicitó a los dirigentes que realizaran dicha gestión para jugar después de Olimpo y no posterior al partido contra Boca, por la 10ª fecha.

El principal motivo por parte del cuerpo técnico canalla tiene que ver con que jugando el 30 está la posibilidad de contar con Damián Musto, quien se está recuperando de un esguince de rodilla, más allá de que también está la intención de poner el equipo titular en la Bombonera y de esa manera no descuidar tanto el torneo local.

La confirmación se dará luego de que ambos clubes sean informados de manera oficial. Y hasta ayer ni Central y sobre todo Belgrano habían recibido la información de parte de los organizadores.

De igual forma, mientras eso no ocurra siempre habrá lugar para algún cambio.

Central le apuntaba más a la fecha (el 30) que a la sede. Y de no mediar imprevistos así será.

Las claves de Herrera

"Tendremos que estar concentrados. Si este equipo mantiene el nivel de intensidad estamos en condiciones de hacer un gran partido. Depende de nosotros". Germán Herrera parece tener las claves para no claudicar en el intento de obtener la Copa Argentina, el gran desafío canalla, aunque para el delantero no hay que dejar de lado el partido contra Boca, que "es lo que viene".

El Chaqueño entiende y admite que el equipo está mostrando cierta irregularidad en el juego, que se traduce en los resultados. Al respecto señaló que "tenemos que tener la intensidad que nos llevó a encontrar solidez. Por momentos lo hacemos y en otros no, más allá de que siempre intentamos manejar la pelota. Creemos que tenemos que mantener el nivel de concentración y de actitud que tuvimos contra Boca".

A la hora de ahondar sobre la irregularidad, dijo: "Todos somos conscientes de que no queremos estar así en el campeonato, ya que pretendíamos tener más puntos y protagonismo, pero las circunstancias marcaron que en varios partidos no hayamos encontrado el juego que queríamos y cuando lo encontramos no supimos definirlo. Ahí está la clave de porqué en el campeonato no sumamos los puntos que queríamos".

"Todavía no sabemos cuándo será la Copa. Por eso tenemos que apuntar a lo que viene, que es el partido contra Boca por el torneo. Cuando haya confirmaciones se verá de qué manera el entrenador decide encarar ese partido", señaló el chaqueño.

Comentarios