Central
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Central: De un cinco a otro

Afuera Musto, ¿adentro Martínez? Similitudes y diferencias entre el lesionado y su sustituto.

A Eduardo Coudet no le debe haber caído para nada bien la lesión que sufrió Damián Musto en uno de los entrenamientos de la semana pasada y que lo mantendrá afuera de las canchas durante un mes y medio aproximadamente, lo que implicará buscarle el reemplazante a un jugador clave en el andamiaje futbolístico del Canalla. No hay que ser un erudito en el tema para apostar la mayor cantidad de fichas posibles a Mauricio Martínez, sabiendo que siempre hay lugar para la aparición de cualquier otra posibilidad, hasta la de un cambio de esquema, algo que suena poco probable. No obstante, la idea pasa por saber qué se pierde con la salida del casildense y qué se gana en caso de que el elegido para ocupar ese puesto sea justamente el ex Unión.

Lo primero que hay que señalar es que Martínez es uno de los jugadores por los cuales Coudet más insistió en el libro de pases. Fue uno de los primeros en llegar por expreso pedido del entrenador a los dirigentes. Y como su puesto natural es el de volante central, todo hace pensar que ahora sí le llegará la chance.

Hasta aquí a Martínez no se lo pudo ver demasiado en los partidos, mucho menos en los entrenamientos (la mayoría a puertas cerradas), por lo que las principales referencias son las que del él se tenían cuando vestía la camiseta tatengue. Y con eso alcanza para avizorar que sus características no son las mismas que las de Musto, amén de que jueguen en la misma posición.

Si hay algo que caracteriza a Musto es que conoce ya a la perfección las pretensiones del Chacho. Y en ese marco se adaptó tan bien que el último año y medio se convirtió en uno de los grandes emblemas del mediocampo canalla.

El equilibrio que el casildense le da al equipo a la hora de cubrir los espacios en el retroceso y hasta siendo una de las salidas claras forman parte de su foja de servicio. En lo primero estará el gran desafío de Martínez. Porque, se sabe, su juego se caracteriza más por la tenencia del balón que por el choque constante. Igual es algo a lo que su puesto lo expone de manera permanente y que también está acostumbrado a llevar a cabo. En Santa Fe le tocó formar parte de un doble 5 y también bancarse el centro del campo de juego en soledad.

Por lo demás, no debería adaptarse sin mayores inconvenientes a retroceder cuanto sea necesario para ser el primer eslabón en la búsqueda de una salida prolija. Es que, se sabe, el manejo es parte vital de su currículum. A tal punto que en su anterior club varias veces se desempeñó como volante por el sector derecho. Y de acuerdo a la forma en la que el Chacho pretende que su equipo inicie cada jugada, la participación no sería menor.

Esto es lo que hace que Martínez cuente con un juego un tanto más vertical si se quiere. Va hacia adelante en la misma medida en la que retrocede. Por supuesto en este punto habrá sin dudas un pedido especial por parte del técnico (siempre y cuando, se insiste, sea el elegido), con resguardos lógicos y también libertades.

Esa mayor verticalidad en el juego es lo que permite pisar con asiduidad el área rival. En el torneo pasado, con la camiseta albirroja, convirtió dos goles (a Argentinos Juniors y Newell's), aunque más allá de algún número especial en cuanto a cantidad de goles lo que se veía era un jugador con un dejo de vocación ofensiva, cristalizado mayoritariamente en el remate de media y larga distancia.

En el juego aéreo Martínez también podría suplir bien a Musto. Es que el casildense se mueve con soltura en ambas áreas, generalmente en la propia, y el oriundo de Santo Tomé es algo que podría compensar a partir de su buena estatura.

A cualquier juego especulativo sólo le hacen falta dos cosas. Primero que Coudet confirme que Martínez será el reemplazante de Musto y después que la pelota comience a rodar. La baja del casildense es, a priori, sensible para el equipo, pero para suplirla hay un futbolista por el que Coudet hizo mucha fuerza para traer. De no mediar inconvenientes es la hora de Martínez, el encargado de lograr que la ausencia de Musto pase lo más inadvertida posible.

Más participación en Copa Argentina

Martínez jugó relativamente poco desde que llegó a Central. Su mayor participación fue en Copa Argentina, en la que estuvo desde el arranque en los tres partidos del Canalla. En los dos primeros lo hizo junto a Musto y en el último como único volante central. En el campeonato disputó un solo encuentro: ante Rafaela, como volante por derecha.

Comentarios