Central
Martes 04 de Octubre de 2016

Central sentó postura

Se informó a la organización de la Copa Argentina que el partido con Boca no puede ir la semana posterior al clásico.

Ya se empezó a disputar fuerte el partido entre Central y Boca por Copa Argentina. Arrancó mediáticamente y en zona de escritorios. Desde Arroyito recibieron ayer el dato preciso de que los xeneizes desean llevar a cabo el encuentro por los cuartos de final el miércoles 26. Automáticamente los directivos saltaron como rana dentro del aceite hirviendo y se comunicaron con la organización del torneo para fijar postura. O al menos ser escuchados a tiempo. "Les informamos que estamos dispuestos a jugar el próximo 19 o en su defecto pasar la fecha para el 2 de noviembre. Pero de ninguna manera 72 horas después de haber jugado el clásico, que será el domingo 23, con toda la tensión y desgaste físico mental que eso le genera al jugador. Queremos equidad, además de que para nosotros será como una final porque las heridas siguen abiertas de la final pasada", aseveró con firmeza el vicepresidente segundo auriazul, Ricardo Carloni, a este medio.

"Es un tema importante porque pretendemos que todo sea lo más claro posible desde todo punto de vista. No queremos ventajas, pero tampoco que nos perjudiquen. Cuando pasó el partido el partido ante Morón hablamos con los organizadores de la copa y manifestamos que estábamos dispuestos a jugar cualquier semana, salvo después del clásico, que será el domingo 23", comenzó relatando Carloni.

Y luego añadió: "El argumento que brindamos fue que los jugadores terminaban con un desgaste muy grande, por lo tanto genera una ventaja deportiva. Y no queremos eso. Pretendemos equidad. Sea para un lado como para otro. Si es por querer, nosotros pretendemos la primera semana de noviembre, es decir el 2 o el 9, porque además Godoy Cruz y San Lorenzo deben cerrar la llave entre ellos. Tiempo hay como para mover el calendario".

La postura de la dirigencia no es caprichosa ni fue obra de algún impulso espontáneo. "Obviamente fijamos estas fechas tentativas porque así lo consensuamos con el cuerpo técnico", acotó Carloni antes de remarcar que desde Boca aún no atendieron los llamados que salieron ayer desde esta ciudad.

Por lo tanto, la pelota la tiene ahora la organización de la Copa Argentina, que ya padeció un dolor de cabeza en la última final que tuvo a estos mismos equipos y generó un bochorno el mal arbitraje de Diego Ceballos. "Por eso también pediremos al juez que esté mejor posicionado. No queremos nuevas sorpresas sino equidad", retrucó Carloni antes de confesar que "entre mañana (hoy) y pasado (mañana) debería estar resuelto este tema. Espero que prime el sentido común y se juegue el miércoles 19 o el 2 de noviembre".

Comentarios