Ovación
Miércoles 08 de Junio de 2016

Central le pidió tiempo al Cruz Azul para definir la venta de Montoya

La dirigencia aún no decidió si vende al chaqueño a Cruz Azul porque es compleja la llegada de Allione.

La venta de Walter Montoya a Cruz Azul parece cada vez más cerca, o cuanto menos factible, pero todavía no está definida. Es que ayer la dirigencia de Central le solicitó a la entidad azteca un par de días más para tomar una decisión. Y esto obedece claramente a las pretensiones por el lado de Arroyito de conseguir rápidamente un reemplazante. Se sabe que el nombre por excelencia es Agustín Allione, pero las trabas que impuso Palmeiras, al menos en los primeros pasos de la negociación, son infranqueables para Central.

La oferta de Cruz Azul es lo que hace dudar a los dirigentes canallas, más allá de que haya quienes sostengan que antes el club "vendía porque estaba ahogado y desequilibrado financieramente" y que ahora ese "no es el caso". Lo cierto es que consumada la venta de Franco Cervi a Portugal y de Giovani Lo Celso a Francia (sólo resta oficializarla), la chance de que Montoya pueda emigrar a México es muy alta.

El mensaje que partió anoche desde la sede de calle Mitre fue muy claro, que no se tomó ninguna decisión porque aún no está resuelta la cuestión del reemplazante. Por eso se le solicitó a Cruz Azul un tiempo más. Lo que está por verse es si desde tierras aztecas le darán a Central esos dos o tres días para resolver, ya que el pedido formal por Montoya había venido acompañado de la solicitud de una respuesta rápida, ya que en caso contrario debían salir a la búsqueda de otro jugador. Desde Central sostienen que eso "es cuestión de ellos", pero que lo que se hará es focalizarse en lo estrictamente deportivo y que en ese terreno entra el arribo del reemplazante de Montoya. Sí aseguran que el ofrecimiento (rondaría los tres millones de dólares) "es bueno".

La otra parte de esta historia se escribe desde el lado del reemplazante. Y que es un tanto más compleja porque no hay dinero que recibir, sino que desembolsar. Más aún si Palmeiras se muestra inflexible como hasta ahora sobre la chance de dejar salir al volante sin que haya una venta de la totalidad del pase. El hombre en cuestión es Allione, a quien Coudet pidió ni bien llegó al club, por quien insistió a mediados del año pasado y a quien dijo que había que ir a buscar en el último mercado de pases.

La propuesta que puso sobre la mesa Palmeiras fue tomada como desmedida por parte de la dirigencia de Central. Nadie le puso palabras, pero lo que trascendió es que el club paulista pediría alrededor de 5 millones de dólares por el pase y que no estaría dispuesto a negociar una parte del mismo, sino que sólo aceptaría desprenderse del volante, quien tiene contrato hasta 2018, por el ciento por ciento de la ficha.

Desde Central lo que se intentará hoy es realizar un nuevo ofrecimiento, que constaría de la compra del 50 por ciento del pase y plantearle a Palmeiras el escenario de una sociedad, donde una reinserción en el fútbol argentino podría ser redituable para ambos clubes en el futuro. "La idea es potenciarlo como jugador y después venderlo", confiaron desde Arroyito.

No obstante, hay otros nombres apuntados en esa posición si se da la partida de Montoya, pero el Chacho pretende que se agoten todas las instancias con Allione. Más allá de eso, mientras se trabaja en quién podría llegar, lo que se hizo fue pedir más tiempo a Cruz Azul, club en el que Montoya seguiría su carrera futbolística.

Comentarios