Central
Sábado 26 de Noviembre de 2016

Central juega la Libertadores

El equipo de fútbol playa canalla, pionero en este deporte en el país, disputará la Copa en Brasil y será el único representante argentino.

Central jugará la Copa Libertadores, en Brasil y en patas. No es broma ni un error. Esta nota es sobre fútbol playa. Sí, fútbol playa: no se trata de un picadito de verano, sino de un deporte amateur nuevo en el país pero ya con un desarrollo de excelencia en el club de Arroyito y con campo de deportes en el Caribe Canalla, junto al Paraná. El plantel auriazul, el primero en desarrollar la disciplina en la Argentina, será el único representante nacional en la Copa Libertadores de Fútbol Playa 2016. El certamen se jugará desde al 5 al 11 de diciembre, en Santos (Brasil). Y dos jugadores que integran el plantel de la actual preselección nacional podrían volver a viajar a las mismas costas brasileñas, pero del 12 al 18, cuando Argentina juegue la Copa América, previa al Mundial en Bahamas, en abril de 2017. El canalla se las trae.

   Esta Libertadores de fútbol playa es un torneo que enfrenta a los mejores clubes de Sudamérica. En esta primera edición, organizada por la Confederación de Fútbol, además del club de Arroyito, el Hamacas FC (Bolivia), el Deportes Iquique (Chile), el Club Santa Marta Beach Soccer (Colombia), Club Náutico Puerta del Lago (Paraguay), Club Punta Hermosa Beach Soccer (Perú), Club Malvin (Uruguay), Club Reales de Miranda (Venezuela) y curiosamente queda por confirmar el equipo del país anfitrión y favorito: Brasil (los posibles son Botafogo, Río Branco, Vasco Da Gama y Flamengo). Ecuador se bajó y no presentará equipo.

   Los equipos se dividirán en dos grupos. En el A está Brasil y en el B el rosarino.

   "En realidad somos el único equipo de club genuino, los demás son selecciones camufladas. Pero nos tenemos fe: la idea es estar entre los cuatro primeros. Hace dos años que trabajamos intensamente. Nuestro fuerte es la dinámica, nuestra desventaja, el gran esfuerzo amateur de todos: somos un equipo de pibes laburantes y estudiantes. Salvo tres refuerzos, uno de Buenos Aires, uno de Brasil y uno de Paraguay, somos todos del barrio e hinchas de Central, que entrenan todo el año con mucho sacrificio", le dijo a Ovación el técnico, pivot del plantel y actual preseleccionado argentino, Maximiliano Ponzetti (ver aparte).

   Al fútbol playa se juega 5 contra 5, en tres tiempos de 12 minutos cada uno. No hace falta decir que la arena cambia la técnica y táctica del fútbol, aunque sí convendría explicarles a los profanos algunas otras diferencias.

Lo que cambia

   Acá se juega descalzo en invierno y en verano: no se patea, ni se salta igual al tener una superficie blanda bajo los pies. Tan así que los arqueros siempre juegan en puntas de pie, porque si apoyan los talones pierden fuerza en el salto. Durante el juego los cambios son ilimitados, los pases se buscan más por el aire que por el piso, los partidos nunca terminan empatados, las pelotas son más livianas y más acolchonadas, los arcos son como los de futbol once pero con dos metros menos de largo y la cancha, lógicamente, no se marca con cal sino con flejes. Y algo más que lo distingue "dolorosamente" al fútbol sobre césped: la lesión más común acá es doblarse los dedos del pie.

   "Además el desgaste físico es tremendo. El mayor tiempo promedio que resiste un jugador es de 4 minutos. Si corrés la cancha de punta a punta, más de una vez, te fundís", explicó el presidente de la subcomisión, Nicolás Falcucci, quien detalló, además, como creció la disciplina en el club en poco tiempo.

   Central tiene 40 jugadores, entre varones y mujeres. De enero a marzo, o temporada alta, funciona la escuelita en la que entrenan nenes y nenas entre 5 a 14 años. En cambio a los mayores (de ambos sexos) no los detiene el invierno.

   La primera que jugará la Libertadores está integrada por jugadores que van de los 18 a los 38.

   "Nuestro problema es la falta de competencia, no hay equipos locales y apenas se están formando algunos a nivel nacional. Eso nos obliga a jugar en Uruguay o Paraguay. Hicimos hace poco un cuadrangular: dos equipos nuestros, lo que habla bien de nuestro caudal de jugadores y el equipo uruguayo y paraguayo. Ganamos, pero sería bueno que se creen más equipos en toda la ciudad y en el país", dijo Falcucci y su deseo no es para desestimar cuando se prevé que el año próximo Rosario será sede de los Juegos de Playa que este año se jugarán en Las Grutas (del 13 al 17 de diciembre).

Comentarios