Central
Sábado 17 de Septiembre de 2016

"Central es para vivir", recordó Gagliardi de su paso por Arroyito

Gagliardi está en Patronato, pero tiene los mejores recuerdos de su paso por Arroyito

Vuelve otro de los tantos jugadores que aportaron su granito de arena para devolver al conjunto canalla al sitio que correspondía. Alejandro Gagliardi estará esta tarde en el Gigante. Pero con el uniforme de Patronato. El Cabezón aseguró en la antesala del encuentro que se realizará hoy en Arroyito que "necesitamos los puntos porque venimos de perder dos partidos seguidos. Más allá de eso, creo que saldrá un lindo espectáculo porque nosotros también proponemos buen juego". Luego hizo referencia a su pasó por la institución. "Fue un año y paso fantástico. Central es para quedarse a vivir", tiró sin dudar el delantero en un mano a mano con Ovación.

—¿Ya pensaste cómo será volver a Rosario y pisar otra vez el Gigante?

   —No, pero en Rosario pasé muy buenos momentos. Sobre todo porque logramos el ascenso. Fue un paso fantástico, sea por la ciudad como por la gente y el club. La pasé muy bien y le tomé mucho cariño.

—¿Te quedó alguna espina por no haberte quedado o podido jugar más?

   —Sí, sinceramente me hubiese quedado un buen tiempo más. Pero bueno, el hecho de que no tenía muchas chances y que no me iban a tener en cuenta hizo que buscara otro destino sabiendo que Central es un club para quedarse a vivir. Me sentí muy cómodo en el año que estuve, además de que es un club grande.

—¿Te marcó en algo o te sentiste identificado con el club en algún momento?

   —A pesar de no haber podido jugar mucho, el cariño de la gente siempre lo sentí y eso es valorable. Por eso me quedó la espina cuando me fui, ya que quería quedarme y ayudar más al equipo desde adentro. Aunque sin dudas mi paso por esa institución me sirvió para crecer en todo sentido.

—¿Te quedaste con la sangre en el ojo porque la gente además no vio tu mejor versión?

   —Y, sí. También hubo un poco de eso pese a que estuve un año. Llegué de Instituto y el equipo había tenido luego una gran racha, que hizo que terminara la mayoría de las veces en el banco. Son cosas del fútbol y hay que aceptarlas. Pero sí, quería quedarme.

—¿Sos de seguir al equipo?

   —Siempre. Es un club muy grande y le tomé mucho cariño realmente. Por suerte en este último tiempo le está yendo muy bien. Viene siendo uno de los animadores del torneo, de la Copa Argentina y además jugó la Libertadores.

—¿Te gustaría tener revancha y volver?

   —Obviamente. Cómo no me va a gustar. Pero ahora la realidad y presente es Patronato. Y debo dejar todo por este equipo. Así que mañana (hoy) estaré en el Gigante, pero en la otra vereda.

—¿Seguís en contacto con algunos de los actuales jugadores del plantel canalla?

   —Se fueron casi todos, pero cuando nos cruzamos con algunos, hablamos un poco de lo que vivimos cuando estuvimos en Central. El otro día casualmente charlábamos de eso con el Melli (Manuel García), quien vino a jugar a nuestra a cancha con Gimnasia La Plata. Ahora me cruzaré con el Loncho (Ferrari), ya que el Tucu no podrá estar porque está suspendido. También jugué con Torsiglieri en Morelia.

—¿Antes de que Torsiglieri viniera, te pidió algún consejo o te preguntó algo?

   —Sí, lo hizo. Y le dije que vaya porque es un club fantástico. Es uno de los más grandes de verdad.

—¿Pensás que la gente te reconocerá cuando salgas a la cancha?

   —No sé cómo lo tomará. Por ahí los cuatro goles que le hice a Newell's cuando jugaba en Chicago ayudan, ya que en su momento por las redes sociales me felicitaron muchos hinchas canallas. Pero si no me reconocen, no pasará nada porque tampoco dejé una marca grande. Aunque de mi parte, tengo los mejores recuerdos.


Comentarios