La ciudad
Jueves 16 de Junio de 2016

Centenario: por la gripe suman camas de terapia

Se utilizaron plazas del servicio de cirugía cardiovascular, lo que obligó a reprogramar las operaciones del área. Hubo fuertes críticas

Con la gripe A en su pico máximo de circulación viral, ahora el Ministerio de Salud de la provincia decidió destinar las cuatro camas del servicio de cirugía cardiovascular como terapia intensiva para dar respuesta a la demanda provocada por la epidemia. La medida, que en principio es temporal, obliga a reprogramar las cirugías cardiovasculares del servicio, con 40 pacientes en lista de espera.

La medida desató polémica. El coordinador de ese servicio, Héctor Bonaccorsi, afirmó que la resolución "pone en riesgo la salud y la vida" de esas personas, mientras que el secretario del Tercer Nivel de Atención de Salud, Federico Fiorilli, defendió la decisión: "No tomamos medidas que pongan en riesgo la salud de la gente. Estoy para garantizar equidad y eso es atender al que está más grave por la gripe y necesita la cama de terapia".

La decisión, que en principio se extendería por los próximos 30 días, fue comunicada primero verbalmente el viernes pasado, y a través de una circular en las últimas horas.

"La sala ya está cerrada y ayer se suspendió la primera cirugía, que era de un paciente que debía ser intervenido", explicó Bonaccorsi a La Capital.

Riesgo. El servicio de cirugía cardiovascular del Centenario es el único en la provincia que funciona en un efector público, y su sala de cuidados intensivos tiene cuatro plazas, que ahora se destinarán a pacientes con gripe A.

El coordinador del sector puso bajo lupa la decisión de las autoridades sanitarias argumentando la situación de los 40 pacientes que esperan una cirugía cardiovascular.

"Esto pone en riesgo la salud y la vida de las personas, porque el paciente cardíaco que llega a necesitar una cirugía es porque su salud no se estabiliza con otros tratamientos y medicaciones, y no hay más recursos para darle", insistió el especialista.

Sin ocultar su enojo, dejó en claro que "esto de dejar de atender a un paciente para atender a otro es un criterio ético de las autoridades sanitarias, que realmente no comparto".

Si bien se habla de reprogramación de cirugías, Bonaccorsi explicó que "es muy difícil prever qué paciente puede desestabilizarse en las próximas semanas, lo que complica la confección de una lista de prioritarios".

Respuesta oficial. El responsable del Tercer Nivel de Atención de Salud dejó en claro que "no hubo cierre de ningún servicio, sino una reprogramación de la agenda de cirugías cardiovasculares programadas", y remarcó la necesidad de las cuatro camas para los pacientes que están sufriendo complicaciones en el marco de la epidemia de gripe A y requieren ser asistidos en terapia intensiva.

"En un sistema de salud público y privado que está desbordado, cuatro camas que se suman para dar respuesta en la extrema urgencia es mucho", afirmó.

El funcionario criticó al coordinador del servicio por "no haber asistido a las dos reuniones donde se debatió la situación", y dejó en claro que "no se toman medidas que pongan en riesgo la salud de la gente", en referencia a los 40 pacientes que deberán esperar para ser operados.

Es más, Fiorilli aclaró que "se trata de pacientes cardíacos que están estables y no graves, y que incluso sería riesgoso operarlos porque los posoperatorio son críticos y una complicación en medio de esta epidemia podría complicar su situación. Le preguntaría al doctor Bonaccorsi si todos sus pacientes están vacunados contra la gripe".

Para el funcionario, el coordinador del servicio "no tiene una mirada global sobre el sistema de salud", y señaló que la medida implementada en el Centenario se toma todas las temporadas de invierno en el sector privado e incluso en los servicios pediátricos del sector público.

Además, recalcó que "lo que se hizo fue cambiar la función de la sala y reprogramar la agenda de cirugías para cuando el pico de la epidemia pase", e insistió en que se le requirió a Bonaccorsi que "marque las prioridades de los pacientes de mayor urgencia para garantizar esas cirugías".

Comentarios