Información Gral
Martes 14 de Febrero de 2017

Cede la emergencia en una represa a punto de colapsar en California

El nivel del agua de la presa Oroville, en California, bajó ayer y disipó los temores de un colapso catastrófico de su aliviadero que hicieron que las autoridades de California ordenaran la evacuación de casi 200.000 personas que viven río abajo.

El nivel del agua de la presa Oroville, en California, bajó ayer y disipó los temores de un colapso catastrófico de su aliviadero que hicieron que las autoridades de California ordenaran la evacuación de casi 200.000 personas que viven río abajo.

La evacuación se ordenó el domingo después de que las autoridades advirtieron que si el aliviadero de emergencia no funcionaba, podría ceder y crear una fuerte corriente de agua de nueve metros de ancho, que podría afectar a las comunidades cercanas.

El nivel del agua del lago, que también sirve como reservorio, aumentó en semanas recientes tras una serie de tormentas en California que trajeron lluvias y nieve, especialmente en el norte del estado, donde se encuentra el lago, a unos 240 kilómetros al noreste de San Francisco.

La amenaza pareció disiparse un poco ayer, cuando los funcionarios dijeron que ingreso de agua al lago se mantuvo en unos 45.000 pies cúbicos por segundo, y el escape a 100.000 pies cúbicos por segundo.

El lago Oroville es uno de los lagos artificiales más grandes de California y el nivel del agua que tenía el sábado era tan alto que por primera vez se usó su aliviadero de emergencia desde que fue construido hace casi 50 años. La evacuación se ordenó el domingo por la tarde después de que los ingenieros detectaron un agujero en el borde de concreto del aliviadero secundario de la presa de 235 metros de alto y dijeron a las autoridades que podría fallar en el plazo de una hora.

"Estoy impactado", señaló Greg Levias, mientras evacuaba de la zona afectada con su esposa Kaysi, sus dos hijos y su perro.

Lo que no pudieron meter en el maletero de su coche quedó apilado lo más alto posible en su departamento, ubicado en una planta baja, en Yuba City, antes de unirse a la fila de vehículos que intentaban dejar una ciudad a la que se mudaron hace apenas tres semanas.

Cientos de autos con ciudadanos aterrorizados y enfadados estuvieron parados en una vía atascada durante horas después de la orden de evacuación.

Más de 500 personas estaban en un centro de evacuación en Chino, California. Las órdenes de evacuación afectaron a las ciudades de Oroville, Gridley, Live Oak, Marysville, Wheat land, Yuba City, Plumas Lake y Olivehurst.

Peligro. El nivel de las aguas del lago de Oroville alcanzaron cotas máximas.

Comentarios