Edición Impresa
Miércoles 21 de Mayo de 2008

Castigadora

Entre asombrado e incrédulo dicen que se lo vio al senador nacional Rubén Giustiniani cuando la ruralista venadense Norma Meir lo increpó en buenos términos para dejarle una sugerencia: "Por favor, dígale al gobernador Hermes Binner...

Entre asombrado e incrédulo dicen que se lo vio al senador nacional Rubén Giustiniani cuando la ruralista venadense Norma Meir lo increpó en buenos términos para dejarle una sugerencia: "Por favor, dígale al gobernador Hermes Binner que se juegue un poco más por la gente del campo. No sirve esa postura tibia que tiene. Yo lo voté en las últimas elecciones", fue el comentario que deslizó la vehemente ingeniera que se hizo famosa en el sur provincial por su reclamo en torno a las inundaciones de la laguna La Picasa y en Venado Tuerto. Cuánto nervio suelto.

Recaliente

Raro, como encendido, dicen que se lo vio al verborrágico concejal Jorge Boasso cuando comentaba que el proyecto de su autoría presentado el año pasado proponiendo carriles exclusivos para el transporte de pasajeros quedó cajoneado. Y ahora, el Ejecutivo municipal le robó la idea y lo presentó como propio. Como dice la ley física: nada se pierde, todo se transforma.

Comentarios