la_region
Miércoles 10 de Agosto de 2016

Caso Perassi: la Cámara revocó el sobreseimiento de Strumia y Díaz

Es por la acusación de "homicidio", a la cual siguen vinculados. Están procesados por "aborto sin consentimiento seguido de muerte".

La Cámara de Apelaciones en lo Penal de Rosario revocó el sobreseimiento de Héctor Strumia y Antonio Díaz en la causa en la cual imputados procesados por "homicidio doloso" por la desaparición de Paula Perassi. De esta forma, si bien quedaron libres del procesamiento por ese delito, el juez de primera instancia debería dictarles ahora la falta de mérito, figura por la cual seguirán vinculados a la causa y con la posibilidad de volver a ser procesados si aparecieran nuevos elementos de prueba.

Esta acusación de homicidio corre de forma paralela a otra por el delito de "aborto sin consentimiento seguido de muerte" en la cual están procesados y con prisión preventiva —en modalidad efectiva o domiciliaria, según los casos— Strumia, quien tenía una relación sentimental con Perassi, su esposa Roxana Michl, y la mujer acusada de practicar el aborto Mirta Rusñisky; y por "encubrimiento agravado por la situación de funcionario público", los policías Jorge Kretz, María Galtelli, Aldo Gómez, Daniel Puyol y Gabriel Godoy.

Las idas y venidas en Tribunales merecen un racconto. El empresario de Puerto San Martín Gabriel Strumia fue sindicado desde un principio como autor del homicidio de Perassi, y en octubre de 2012, cuando la causa estaba sujeta a las decisiones del juez Eduardo Filocco, el hombre alcanzó el nivel de sospecha para ser detenido por homicidio. No obstante, un tribunal de Apelaciones integrado por Carina Luratti, Alfredo Ivaldi Artacho y Ernesto Pangia dio lugar en abril de 2014 a la apelación de su defensa, revocando el procesamiento, aunque sin desvincularlo de la causa.

En una resolución del 9 de marzo de este año, el juez de Conclusión de Causas de San Lorenzo, Juan Tutau, tomó la revocatoria de procesamiento y fue más allá al dictarle el auto de sobreseimiento, lo que significaba que Strumia y Díaz quedaban definitivamente desafectados del cargo de homicidio.

Ante esto, tanto la querella encabezada por los hijos de Paula Perassi, como el fiscal Román Moscetta apelaron ante la Cámara ese sobreseimiento, el cual les fue resuelto favorablemente por el camarista Carlos Carbone en una resolución rubricada el 1º de agosto pasado, pero que recién trascendió ayer.

"La investigación no terminó". En su argumentación ante la Cámara, el fiscal Moscetta sostuvo que el tribunal de alzada en su momento "instó a la Fiscalía y la querella a investigar el caso", y afirmó que en ese sentido "la investigación aún no ha terminado, quedando medidas pendientes que se están tramitando". El funcionario entendió que "cerrar la persecución penal a Strumia genera un gravamen irreparable", e hizo referencia al principio de que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo caso el cual podría "invocarse respecto a la otra causa (aborto)".

Sobre Díaz, el fiscal hizo consideraciones similares y recordó algunos de los elementos que lo vinculan a la causa, además de advertir que un "sobreseimiento cierra toda posibilidad de perseguirlo penalmente".

En su momento, el abogado de la querella José Ferrara sostuvo que un sobreseimiento "sería totalmente intolerable", y "podría traer aparejada la impunidad de los hechos".

"Desmadre". En su resolución, el camarista Carbone sostuvo de modo crítico que el "desmadre de la causa a través del tiempo se refleja en las repercusiones actuales sobre las últimas decisiones en torno a la dilatada investigación", por lo que "lo que ha de resolverse también tendrá estas características, pero de cara al pronto y urgente juicio para resolver con definitividad los hechos imputados".

El camarista coincidió con "el argumento fiscal que ante el peligro que este sobreseimiento repercuta negativamente en la imputación traída para el fundamento de la prisión preventiva, debe ser acogido", esto último en referencia a la acusación de aborto seguido de muerte por la cual están detenidos.

Paula Perassi desapareció el 18 de septiembre de 2011. La investigación posterior permitió a la Justicia establecer, en grado suficiente como para dictar procesamientos y prisiones preventivas, que la mujer murió a consecuencia de la práctica de un aborto no consentido realizado por Rusñisky y del cual habrían participado Strumia, amante y presumiblemente el padre de ese bebé en gestación, su esposa Michl y su empleado Díaz. La investigación posterior se vio enturbiada por el accionar de cinco policías que hoy están imputados de encubrimiento.

Al momento de desaparecer, la mujer de 36 años cursaba la sexta semana de embarazo y habría tenido una afección ginecológica que creen la llevó a desistir de interrumpir la gestación, de allí que se sospecha que fue obligada a ello, con consecuencias fatales, y la posterior desaparición del cuerpo.

Paula estaba separada de su marido, con quien había tenido dos hijos menores, quienes hoy son querellantes en la causa, representados por su padre y sus abogados.

Comentarios