Economía
Viernes 13 de Enero de 2017

Caso Arribas: el gobierno afirma que es sólo "un cúmulo de insinuaciones"

La oposición pidió que el funcionario sea citado a dar explicaciones al Congreso, pero desde el oficialismo minimizaron la denuncia de lavado

El gobierno salió ayer en defensa del director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, en medio del escándalo en el que quedó involucrado por un presunto cobro de coimas millonarias a la constructora brasileña Odebrecht, al advertir que la denuncia en su contra "es por ahora un cúmulo de insinuaciones".

El encargado de sentar postura oficial sobre el tema fue el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien sostuvo que el jefe de la Inteligencia nacional no debe ser apartado de su cargo —como pidieron la diputada Margarita Stolbizer y la legisladora porteña Graciela Ocaña—, aunque señaló que esa es una decisión del presidente Mauricio Macri y que "se verá" su futuro político según "como evolucione la cuestión".

En declaraciones a la prensa en la Casa Rosada antes de reunirse con el mandatario nacional, Garavano se mostró confiado en que Arribas "seguramente" aportará "los elementos para esa explicación" ante la Justicia, tal como lo indicó el jefe de la AFI anteayer en un comunicado.

"Por lo que se ha señalado, entiendo que no (debe ser separado de su cargo). Después, según cómo evolucione la cuestión, se verá. Pero es una decisión del presidente", subrayó el ministro.

Además, resaltó que "por ahora estamos simplemente ante un cúmulo de insinuaciones y frente a un hecho sobre el cual se ha brindado una explicación", en alusión a la transferencia de 70 mil dólares que Arribas reconoció y que adjudicó a la venta de un departamento en la ciudad brasileña de San Pablo.

El ministro de Justicia se expresó de esta forma luego de que el operador paulista de Odebrecht Leonardo Meirelles asegurara ante la Justicia de Brasil haber hecho depósitos en cuentas de Arribas por casi 600 mil dólares, en el marco del escándalo de corrupción conocido como Lava Jato, lo que fue negado por el funcionario argentino.

Apuesta a la inocencia

Al igual que Garavano, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, respaldó al jefe de la AFI y afirmó que "todos" los ciudadanos son "inocentes hasta que se demuestre lo contrario" en la Justicia.

"Ya se puso a disposición de la Justicia. Lo primero que hizo él y el presidente es ponerse a disposición, como debe ser. Son casos que la justicia tiene que investigar. En este país, somos todos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Es el derecho constitucional que tenemos", apuntó.

La diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió, socia política de Mauricio Macri, presentó una denuncia contra Arribas, y lo mismo hicieron diputados del Frente para la Victoria, que además reclamaron su presencia en el Congreso para que brinde explicaciones (ver aparte).

Además, legisladora porteña Graciela Ocaña (Confianza Pública) le pidió a Macri que suspenda provisoriamente al jefe de la Agencia Federal de Inteligencia.

Comentarios