la_region
Martes 04 de Octubre de 2016

Casilda: descreen de un intento de suicidio

La hermana de la joven de 19 años que cayó de un balcón brindó testimonio informativo a la fiscal. La víctima es novia de un concejal

"No creo que haya querido suicidarse porque la conozco bien y seguramente Agustina no hubiese tomado esa decisión porque estaba llena de vida y tenía proyectos". La frase pertenece a Florencia Rodríguez, la hermana gemela de la joven casildense de 19 años que se encuentra en estado grave tras caer al vacío desde un balcón del segundo piso de un hotel y cuyo caso aún conmueve a la ciudad y divide opiniones.

Su mirada sobre lo sucedido la manifestó ayer ante la fiscal de la causa, Lorena Aronne, en el marco de una entrevista informativa que sumó a la investigación que lleva adelante para esclarecer el hecho que, al menos hasta ahora, está caratulado como tentativa de suicidio.

"Nada bien". La chica llegó a la sede local del Ministerio Público de la Acusación acompañada de familiares, amigos y un grupo de militantes de la organización La Casa de la Mujer Libre, entre otros sectores. Al ser requerida su opinión, adelantó a La Capital lo que luego ratificó ante la fiscal interviniente. Y al culminar su declaración, volvió a manifestar públicamente su descreimiento en la hipótesis del suicidio, y hasta reveló que su hermana le contó poco tiempo antes del lamentable episodio que su relación sentimental con el concejal y empresario casildense, Hugo Racca, quien tiene 62 años, "no venía para nada bien".

Sin embargo, al ser consultada si Agustina le comentó en alguna oportunidad de que su novio haya tenido episodios violentos contra ella, prefirió mantenerse en silencio y no ahondar sobre el tema, pero convocó a la comunidad a participar de una marcha por el "esclarecimiento" del caso, prevista para este jueves, a las 19, y cuyo punto de encuentro será España y Bulevar Lisandro de la Torre.

Sin indicios. Debido al estado emocional que le produjo a Florencia la situación de ser citada a declarar, Fiscalía dispuso la presencia de una psicóloga para brindarle contención tanto a ella como a su madre, que también expuso. "Si bien falta el resultado de algunas medidas que se tomaron, a esta altura de las circunstancias no surgió ningún elemento para sospechar en otra posibilidad que no sea un intento de suicidio", aseguró ayer a este diario una fuente cercana a la investigación. Y en ese contexto puntualizó que "hay seis testigos y sus relatos en cuanto a las secuencias del hecho guardan relación con las imágenes registradas en las cámaras de seguridad que fueron secuestradas en el marco de las pericias".

En esa línea, insistió que "no hay, al menos por ahora, alguna evidencia objetiva que aliente la sospecha de estar en presencia del algún delito", aunque desde Fiscalía se sigue trabajando sin descartar ninguna hipótesis.

Claro que más allá de la investigación, el principal foco de atención y preocupación es el estado de salud de la joven, que continúa internada con pronóstico reservado en el Sanatorio Los Alerces de Rosario, donde fue trasladada desde Casilda con múltiples lesiones. "Ella sigue mal y le pedimos a la comunidad que nos siga acompañando con las cadenas de oraciones para que Agustina se recupere y pueda salir adelante", dijo ayer Guadalupe, otras de las hermanas de la joven mientras conversaba con este cronista frente el edificio de Fiscalía.

El hecho ocurrió el miércoles 21 de este mes, alrededor de las 22, en el Hotel Cuatro Plazas, ubicado sobre Lisandro de la Torre entre 1º de Mayo y España, y que es propiedad del edil casildense y sus hermanos. La jovencita de 19 años estaba en pareja desde hacía un tiempo con el sexagenario legislador local demoprogresista cuya la relación al parecer no era bien vista por el entorno familiar de ambos.

"La relación de poder asimétrica que había en este pareja generó las condiciones para que ocurra lo que sucedió", coincidieron en señalar ayer a este cronista militantes de la Casa de la Mujer Libre al visibilizar su posición. El caso incluso prevén exponerlo en el encuentro nacional de mujeres que se realizará este fin de semana en Rosario.

El novio niega conflicto. Racca negó días atrás en diálogo con este diario que haya habido un conflicto de pareja como se deslizó inicialmente y que intentó evitar que su novia se arrojara al vacio sosteniéndola hasta que no soportó más el peso de su cuerpo colgado.

Según Racca, antes del episodio, ambos se estaban preparando para bajar a cenar. La joven, contó, ya se había bañado y él aún se encontraba en el baño creyendo que ella permanecía en la habitación, pero al salir descubrió que la puerta del balcón estaba ligeramente abierta, y el celular de la novia sobre una mesa de luz, lo que también llamó su atención. Se asomó al balcón y allí descubrió que la joven estaba sujetada con sus manos a una viga y con el cuerpo colgando y se las ingenió para poder sujetarla pero finalmente cayó al vacío tras pedirle ya sin fuerzas y con voz susurrante que la ayudase. "Yo me tiré cuerpo afuera del balcón. No la pude sostener, se iba resbalando", aseguró.

El empresario hotelero consideró que "si algo llevó a Agustina a tomar una decisión así, tiene que ver con traumas que arrastra desde su infancia, con los que intenté ayudarla, pero que no ha podido superar".

Comentarios