Inseguridad
Domingo 28 de Agosto de 2016

Casi la mitad de los policías santafesinos tiene algún grado de sobrepeso

Son datos del censo que se hizo a más de 20 mil agentes en marzo. Además, el 50% de los que se desempeña en Rosario no vive en la ciudad.

En medio de la crisis por la inseguridad, la provincia terminó de procesar gran parte del censo policial y detectó que el 49 por ciento de los uniformados santafesinos tiene sobrepeso. Entre los 15 mil agentes que respondieron sobre su talla y peso, unos 2.700 padecen obesidad y 5.000 están excedidos en kilos según el Indice de Masa Corporal (IMC). El relevamiento censal también detectó que la mitad de los policías que se desempeña en Rosario no vive en la ciudad, sino a 50 kilómetros o más.

El censo policial fue una iniciativa del Ministerio de Seguridad provincial que se efectivizó en marzo para tener una base de datos actualizada de los 22 mil policías que se desempeñan en Santa Fe.

La directora provincial de Gestión de Carrera y Bienestar Policial, Virginia Alomar, detalló que "se logró censar al 91 por ciento de la fuerza, un total de 20.300 policías, y unos 1.800 policías no hicieron el trámite".

El relevamiento incluyó dos partes. Por un lado se tomaron los datos biométricos de cada policía (peso, talla, fotos, huellas digitales y firma). Y por otro lado se les realizó un cuestionario relacionado con sus condiciones de vida: el tipo de vivienda que tienen, si es propia o alquilada, conformación de la familia y qué distancia separa su casa del lugar en que prestan servicio.

En ese sentido, los datos preliminares del censo arrojaron "conclusiones muy interesantes que van a permitir planificar con más precisión las políticas de seguridad y de recursos humanos para la fuerza", destacó Alomar.

La funcionaria destacó que "en el procesamiento de las respuestas surgieron datos novedosos, que en muchos casos desmitifican muchas variables que estaban muy instaladas y en otros casos nos sorprendieron por su magnitud, bastante más de lo estimado".

censo.jpg

Cuestión de peso. Para Alomar el peso corporal de los policías es un dato "novedoso que obliga a elaborar medidas de salud con carácter preventivo para mejorar los indicadores".

Para medir el IMC (surge de dividir el peso por la altura al cuadrado), el censo indagó sobre el peso y la talla a los 20.300 policías alcanzados. Unos 4.407 no supieron responder, y 8.067, el 51 por ciento, dieron con parámetros normales (menos de 25).

En cambio, en 5.071 policías se registró sobrepeso, el 31,9 por ciento, con más de 25 y menos de 30 de IMC. Y unos 2.754 padecen obesidad, el 17,3 por ciento, por tener más de 30 de IMC.

Otra variable que medió el censo fue la distancia entre el destino de trabajo y el domicilio permanente. A nivel provincial, sólo el 20 por ciento vive a 50 kilómetros o más de la jurisdicción barrial donde se desempeña.

Pero esa relación es muy distinta en el departamento Rosario: allí el 40,9 por ciento vive a más de 100 kilómetros de la comisaría de referencia y un 12.8 por ciento lo hace entre 50 y 100 kilómetros.

Al respecto, desde la gobernación remarcaron que buscarán promover políticas de hábitat para facilitar el acceso a la vivienda a policías que viven lejos de los barrios donde trabajan.

También se consultó a los policías sobre el acceso a internet y el uso de tecnologías digitales. Para sorpresa de la provincia, el 90 por ciento usa internet y el 71 por ciento redes sociales. Dentro de este universo, la gran mayoría tiene Facebook.

De igual modo, sólo el 5 por ciento dijo no usar computadora. Un 7 por ciento dijo tener conocimiento avanzado de herramientas de PC, un 55 por ciento a nivel básico y un 31,8 a nivel intermedio.

"Las respuestas sobre este apartado son muy importantes, ya que permiten saber de qué manera se puede hacer una capacitación digital, con qué herramientas y hacia que público", agregó.


Comentarios