Cartas de lectores
Lunes 02 de Octubre de 2017

Una población cada vez más desigual

Los últimos datos suministrados por el Indec son escalofriantes y dan cuenta de las enormes dificultades que tienen vastos sectores de la sociedad argentina para vivir dignamente. Tomar conocimiento de la pauperización de las clases sociales, visible ya no sólo en los barrios humildes sino también en sitios próximos al área central de las ciudades, es asistir a un presente preocupante y pensar en un futuro incierto, donde unos pocos podrán acceder a óptimas condiciones de vida. De acuerdo al organismo nacional, que ahora da a conocer las verdaderas cifras de pobreza, indigencia, desempleo, trabajo no registrado, el 80 por ciento de los asalariados no cubre la canasta básica. La mitad de los trabajadores percibe hasta 10 mil pesos por mes. Más de la mitad de los hogares está en situación de pobreza. Estos datos corresponden al segundo trimestre de 2017, en comparación con igual período de 2016. Y como si esto fuese escaso, más del 20 por ciento de los hogares tiene un promedio de 4.689 pesos. Los hogares más pobres cuentan con ingresos que van de los 200 a los 6.700 pesos, y los hogares más ricos presentan ingresos que van de los 45.000 a los 506.700 pesos. Esta dura realidad debería hacer reaccionar a los funcionarios de gobierno. Ojalá puedan empezar a cambiar las dificultades sociales, porque de lo contrario la Argentina no tiene futuro.

Marcelo Malvestitti

Comentarios