Cartas de lectores
Jueves 02 de Febrero de 2017

Un caso de poca solidaridad

Un día domingo, a las 10, tuve que salir de mi casa en medio de un diluvio. Al querer bajar de la vereda sobre el agua que tapaba media calle, pisé mal y me caí sobre el pavimento. Estaba acompañado por mi esposa pero por mi condición física (tengo 66 años y peso 176 kilos), me resultaba imposible incorporarme. Estuve 15 minutos tirado en medio de la calle hasta que conté con la ayuda de un agente de la comisaría 9ª y de dos vecinos que lograron reincorporarme y me acompañaron a mi domicilio. Mientras estaba en el suelo, pasaron varios autos (dos taxis y dos particulares) pero ninguno de los conductores bajó siquiera el vidrio para preguntar si necesitaba algo; sólo aminoraron la marcha y pasaron rozándome y salpicándo agua. La duda que se me plantea: ¿Es casualidad que esas personas fueran totalmente insensibles por la situación del prójimo, o es un espejo de nuestra sociedad actual?

Carlos Ibáñez

DNI 8.284.995

Comentarios